TERAPIA ASISTIDA CON ANIMALES PARA EL TRABAJO DE AVD’S DESDE LA TERAPIA OCUPACIONAL

Las Actividades de la vida diaria (Avd) se definen según la AOTA(1978)  como “Los componentes de la actividad cotidiana comprendidos en las actividades de autocuidado, trabajo y juego/ocio”.

Las AVD son diferenciadas según la AOTA en:

– Actividades de la vida diaria básicas (AVDb): son las actividades orientadas al cuidado del propio del cuerpo; por lo que también son conocidas como actividades personales de la vida diaria tales como comer, vestido, movilidad funcional, higiene personal y aseo entre otros.

– Actividades de la vida diaria instrumentales (AVDi): son las actividades destinadas a la interacción con el medio, que son a menudo complejas y que generalmente su realización es opcional. Entre ellas encontramos algunas como el cuidado de otros, cuidados de mascotas, uso de los sistemas de comunicación, cuidado de salud y manutención, etc.
Humanymal_Terapia_con_animales_0028

Tanto las AVDb como las AVDi son áreas de ocupación junto a la educación, trabajo, juego, ocio, tiempo libre, participación social y dormir/descanso.

La terapia asistida con animales nos proporcionan la posibilidad de trabajar estas áreas añadiendo como ventaja que los animales de terapia son un gran elemento de motivación.

Las AVDs pueden abordarse desde las demandas del cuidado de un animal desarrollando actividades como el cepillado, alimentación, aseo, juego o bien con ejercicios más elaborados específicos de los objetivos que persigamos siempre planificados y personalizados a las necesidades de cada usuario, trabajando a través de los animales co-terapeutas la realización de ocupaciones significativas.

Mediante la interacción con el animal en las sesiones de AVDs conseguimos una adquisición de hábitos y rutinas junto al rol de cuidador del animal, proporcionándoles a su vez un sentimiento de utilidad y por ende autonomía al extrapolar el aprendizaje hacia ellos/as mismos/as.

Humanymal_Terapia_con_animales_0027

Diversos estudios apoyan los beneficios reales obtenidos en la terapia asistida con animales, citando a continuación el estudio llevado a cabo por Kovács(1) que tras introducir un programa de TAA en una unidad de larga estancia para pacientes diagnosticados de esquizofrenia de mediana edad con la finalidad de facilitar un funcionamiento social adaptativo a las necesidades comunitarias. Evaluó las habilidades de la vida diaria antes y después de aplicar el programa de TAA y encontró una mejora significativa en las actividades domésticas (p=0.01) y de auto cuidado (p=0.02); también observó una tendencia a la mejora en el resto de actividades de la vida cotidiana.

(1) Kovács, Z., Kis, R., Rozsa, S. y Rozsa, L. (2004). Animal assisted therapy for middle-aged schizophrenic patients living in a social institution. A pilot study. Clinical Rehabilitation, 18, 483-486.

TERAPIA ASISTIDA CON ANIMALES Y PROGRAMAS DE AYUDA MUTUA

La ayuda mutua llevada al ámbito de los proyectos sociales, supone establecer acciones que impliquen reciprocidad, cooperación y donde el trabajo en equipo revierte en un beneficio mutuo para todos participantes. Este concepto trasladado al ámbito de la Terapia asistida con animales conlleva el diseño de proyectos que contemplen actividades, a llevar a cabo por parte del colectivo humano beneficiario y los animales intervinientes, que reviertan de manera positiva en ambos.

Este enfoque se hace posible en todos los contextos donde se llevan a cabo intervenciones terapéuticas con animales, si bien, en IMG_3461nuestra opinión, es en el ámbito de la protección animal donde este modelo se materializa en todo su esplendor. Las protectoras de animales, centros de recuperación de fauna silvestre/salvaje y santuarios de animales de granja, entre otros contextos centrados en la protección y bienestar animal, proporcionan infinidad de recursos que permiten diseñar programas muy eficaces para la intervención con diversos colectivos que plantean necesidades muy diferentes.

Actualmente en España presenciamos un importante incremento de las entidades dedicadas a la protección animal que incorporan programas de terapia para la intervención con colectivos humanos vulnerables. Sin embargo, existe poca información al respecto y se hace necesario el difundir las posibilidades y potenciales beneficios que estos programas pueden ofrecer a entidades de protección animal y personas en situación de vulnerabilidad y/o con necesidades especiales. En Humanymal apostamos por los programas de ayuda mutua en contextos de protección por diversas razones,

IMG_5984

  • Ofrecen la posibilidad de implicar a las personas beneficiarias del programa en acciones que tienen una consecuencia real que pueden palpar y que revierte en la mejora de la calidad de vida de otro ser vivo, con todo lo que ello implica.
  • Tienen la obligación de contemplar como eje del programa, las necesidades de los animales intervinientes tanto como las del beneficiario humano.
  • Abre grandes oportunidades para el trabajo de valores que puedan ser posteriormente generalizados a la relación con personas.
  • Proporciona un clima adecuado para la intervención emocional, fomentando aspectos como la empatía y la expresión emocional.
  • Al tratarse de entidades normalmente arraigadas en la comunidad la inclusión de ésta en los programas es más fácil que en otros contextos, favoreciendo de esta manera la difusión y la participación directa e indirecta del entorno comunitario del programa.
  • Estos programas pueden apoyar los objetivos de las entidades de protección animal a través de la aportación de recursos y la sensibilización en materia de Bienestar animal.
  • El propio entramado y funcionamiento de las instituciones de protección proporcionan actividades, relaciones, situaciones, extremadamente útiles para el desarrollo/rehabilitación de personas.

Existen muchas más razones y también muchos aspectos sobre los que deberíamos reflexionar, como ejemplo: Sabemos que la violencia hacia animales está asociada a una mayor probabilidad de ejercer violencia hacia las personas, ¿podríamos contemplar el proceso a la inversa? Es decir, las tareas de cuidado y protección de animales abandonados y/o maltratados, ¿puede contribuir a la rehabilitación de personas?

LOS ANIMALES COMO RECURSO PARA LA EDUCACIÓN SOCIAL

Aunque hay muchísimos precedentes incluso en antiguas civilizaciones, como la griega y la romana, no fue hasta Boris Levinson, médico y psiquiatra estadounidense, basado en sus experiencias, que se remarcó la importancia del uso de animales en la psicoterapia en niños, planteando las bases de la Terapia Asistida o facilitada por Animales. A partir de ahí, la TAA comenzó a utilizarse en Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Alemania, Italia y Canadá, aunque en España no comienza a investigarse y aplicarse de forma más extendida hasta la década de los 90. Actualmente, ya se incluye en áreas como la educativa, siendo una herramienta muy útil desde el punto de vista de la Educación Social.

Así, desde la perspectiva del educador social, son múltiples las oportunidades que, como profesionales, nos ofrece la TAA, pues es un gran recurso educativo para potenciar el desarrollo y el crecimiento personal: hablamos ya de Terapia Educativa Asistida con Animales o TEAA.

Y es que, las ventajas que proporciona contar con un animal coterapeuta en el equipo son incontables, ya que es un facilitador incomparable en lo que a la adquisición de aprendizajes se refiere. Ello se debe al gran potencial que, en determinados aspectos, el animal incluso proporciona per se… Vamos a referirnos a los de mayor relevancia a nivel general, y que son fundamentales en la consecución de objetivos educativos, tanto en la enseñanza formal como no formal.
Humanymal - TAA02

Uno de los factores más influyentes en el beneficio de incorporar animales en la intervención educativa es que son una potente fuente de motivación e iniciativa. Ya de por sí, los animales son un elemento novedoso, divertido y dinamizador. Los usuarios tienden así a implicarse más en las actividades en las que participa un animal, y las realizan con agrado, pues desean interactuar con el animal coterapeuta. Incluso pueden darse movimientos, expresiones, actividades… por propia iniciativa del usuario o para responder de forma espontánea a las demandas del animal. Como afirmaba Hart (2003) “los animales también tienen la capacidad de inspirar y motivar a las personas para que emprendan actividades constructivas que no habrían realizado de otra manera”.

Gracias es esta motivación, el animal supone un reforzador de conductas nato. A través de él, podemos trabajar con el usuario ciertas conductas, hábitos, aprendizajes… deseables, que de otra manera el usuario no realizaría o lo haría a desgana. Además, podemos contar con el factor de que los animales son excelentes modeladores de comportamientos, gracias a dicha motivación natural que supone el animal en sí. Así, conseguir los objetivos educativos, en muchas ocasiones, incluso con pacientes muy resistentes a otros tipos de intervención, podría resultarnos más rápido y sencillo.

Otro factor a tener en cuenta es que un animal refuerza la atención y la concentración, pues supone un estímulo multisensorial muy potente. Así, la mera presencia de un animal puede centrar y mantener la atención y concentración de los usuarios, lo que podemos aprovechar para lograr mayor rendimiento en la consecución de aprendizajes. Ello sucede porque el animal supone una inagotable fuente de estimulación: movimientos, contacto físico, características físicas, formas de comunicación, etc… Es así como, a través de dichos estímulos sensoriales, podemos captar y mantener la atención y concentración. Como afirma Serpell (2003), “los animales pueden inducir un estado de relajación inmediata, psicológicamente tranquilizador por el simple hecho de atraer y mantener nuestra atención” (Katcher et al., 1983).

Para concluir, resaltar únicamente de forma general algunos de los beneficios concretos probados a nivel cognitivo y educativo SONY DSCempleando TEAA, con diferentes colectivos. Así, encontramos, por ejemplo: el aumento de la atención sostenida; el mantenimiento de contacto visual, así como de la atención visual y auditiva; la mejora de la concentración; la mejora de la percepción multisensorial; la estimulación de la memoria; la estimulación del razonamiento lógico; el trabajo de conceptos como cantidades, color, tamaño, utilidad, operaciones aritméticas, lectoescritura, etc…; el incremento del vocabulario y nuevos términos; el aprendizaje y autonomía en tareas de la vida diaria: higiene, alimentación…

Se ha observado así que, a muchos niveles, es enorme el partido que podemos sacar de la TEAA en nuestra área profesional como educadores sociales. Se trata de un recurso muy valioso, siempre como complemento a las terapias tradicionales, e incluso en ocasiones, a dónde éstas en un momento dado no han podido llegar. Podemos concluir, pues, que el vínculo que se establece con el animal coterapeuta es un elemento clave a aprovechar en nuestra labor profesional, pues revierte y pueden encauzarse hacia múltiples aprendizajes, lo que haría de la TEAA una herramienta tremendamente útil para la realización de objetivos educativos concretos en el ámbito de la Educación Social. Aprovechémoslo.

MASAJES PARA MASCOTAS

Los masajes caseros pueden ser una fuente de comunicación con nuestras mascotas ya que ayudan a estrechar lazos y a favorecer el  vínculo. Sus primeros masajes son instintivos porque empiezan cuando la madre lame a sus cachorros para limpiarlos, estimularlos y transmitirles seguridad. Los masajes y las caricias no solo proporcionan un sentimiento de bienestar, sino que también ayudan a sus músculos a relajarse, mejoran la circulación y contribuyen  a aliviar dolores.

masajes_humanymal_TAAAdemás de los beneficios para el animal, también son muy positivos para la persona  que los realiza ya que está comprobado que acariciar a una mascota reduce las tensiones y la ansiedad. Estos masajes son una buena recompensa para los animales de terapia al llegar a casa tras finalizar una sesión, pero también pueden incluirse en las mismas siendo los usuarios los que lo realicen, beneficiándose ambas partes de la relajación y favoreciendo la psicomotricidad. Este masaje puede incluir además hierbas aromáticas como es el caso de la lavanda que puede aumentar los niveles de relajación tanto para el animal como para la persona.

Existen muchos antecedentes de estos masajes desde la Grecia clásica, pero en la cultura China, referente durante milenios y donde el Instituto Imperial de Medicina Tradicional China estudia oficialmente el masaje aplicado a diferentes especies animales ha demostrado que estas responden a los estímulos del masaje entre tres y cinco veces más rápido que lo hacemos los humanos.

Los masajes animales deben de tener toda la técnica y procedimiento que en el caso de masajes para humanos. Es importante el ambiente donde lo realizamos, así como una superficie cómoda y que los movimientos sean suaves. Para favorecer aun más el vínculo en caso de animales de pequeño tamaño lo más recomendable es que se lleve a cabo en el regazo, donde además podemos beneficiarnos del calor corporal que desprenden. Otro consejo para aumentar la relajación es hablar a las mascotas con un tono de voz suave favoreciendo la comunicación afectiva, evitando movimientos bruscos y ruidos.

Respecto a la duración del masaje depende de la intensidad y la especie animal al que se le realice, pero en general  se ha tasadomasajes_humanymal_TAA_1 que no debe de exceder  diez minutos. Los masajes más habituales suelen basarse en la presión, la fricción o el deslizamiento de la mano o los dedos sobre el cuerpo. Algunos ejercicios sencillos son por ejemplo los denominados pases que como su nombre indica consisten en pasar la yema de los dedos suavemente por la piel siguiendo la dirección del pelo, logrando así un efecto sedante. En la dirección contraria del pelaje conseguiríamos el efecto contrario, estimulación.

También son recomendables los masajes circulares con las yemas de los dedos ejerciendo muy poca presión en zonas delicadas como la cabeza.

La rutina del masaje también puede ser  útil para detectar rápidamente problemas veterinarios como bultos, dolores musculares, etc. Si el objetivo del masaje es la rehabilitación ósea, muscular o articular siempre ha de estar realizado o supervisado por un profesional ya que un masaje mal realizado puede causar daños.

Estas técnicas pueden aplicarse a muchas especies, siendo las más comunes: perros, gatos, conejos y caballos. En el caso de estos últimos incluso existen técnicas de adiestramiento equino que se complementan con técnicas de masaje, herencia de determinadas culturas indígenas practicadas desde hace mucho para domar potros.

¿Te animas?

TERAPIA ASISTIDA CON ANIMALES Y SALUD MENTAL

En España una de cada cuatro personas padecerá una enfermedad mental a lo largo de su vida y hasta el 11% de la población infantil se encuentra en riesgo de desarrollar una mala salud mental. En la actualidad es la causa del 40% de patologías crónicas y del 30% de la discapacidad que se produce en nuestro país.

En epidemiología distinguimos entre trastornos mentales comunes, relacionados con el estado de ánimo como la depresión, o problemas de ansiedad como pánico, fobias y estrés postraumático. Y trastornos mentales graves en su mayoría esquizofrenia y el trastorno bipolar.

La base de la intervención terapéutica en el tratamiento de una enfermedad mental suele ser farmacológica, ésta incide en determinada sintomatología pero permanecen otros síntomas de la enfermedad que no desaparecen con el tratamiento farmacológico y debe complementarse con otro tipo de terapias.

Algunos estudios han confirmado los efectos psicológicos positivos que suponen la compañía y el cuidado de animales domésticos sobre las personas que conviven con ellos. Los animales de compañía son capaces de aliviar la ansiedad, reducir en nivel de estrés, proporcionar soporte emocional y desarrollar un sentimiento de seguridad. Generalmente el malestar puede ser aliviado a través de distracciones y los animales nos proporcionan estímulo a todos nuestros sentidos así como a nivel emocional.
SONY DSC

Por otro lado investigaciones realizadas sobre TAA en trastornes mentales graves concluyen con datos de mejora muy positivos. Entre la sintomatología llamada negativa, actitudes habituales disminuidas sobre las que no incide el tratamiento farmacológico,  encontramos  mejoras en: expresión emocional, abulia o apatía (desmotivación y falta de emoción), alogia (empobrecimiento del pensamiento), estimulación cognitiva,  anhedonia (incapacidad para experimentar placer, pérdida de interés o satisfacción), autoestima, sentimiento de soledad e incremento prosocial. También se observa mayor motivación e implicación en el entrenamiento de las AVD´S (actividades de la vida diaria básicas e instrumentales y avanzadas).

Concluyendo, en un país donde la prevalencia de sufrir una enfermedad mental es cada vez mayor, se hace necesario investigar sobre TAA en estos colectivos y trabajar desde el tratamiento farmacológico, cuando es necesario, complementándolo con otras terapias. La TAA proporciona beneficios físicos, psicológicos y sociales que permiten mantener y mejorar la calidad de vida de las personas con enfermedad mental.

PROGRAMAS DE TERAPIA Y EDUCACIÓN ASISTIDA CON ANIMALES – CONTEXTOS DE TRABAJO

La terapia y educación asistida con animales sigue creciendo y una prueba clara de ello es la diversidad de contextos en los que se lleva a cabo, así como la variedad de especies que se incorporan día a día como animales coterapeutas en la intervención con colectivos humanos que presentan necesidades especiales. Hemos tratado de desarrollar una clasificación que contribuya a mostrar la amplia diversidad de encuadres desde los que es posible plantear programas de intervención facilitados con animales, así como las principales bondades de cada uno de ellos:

Terapia y educación asistida con animales en Entornos institucionales como residencias, centros de día, centros educativos, centros penitenciarios, hospitales, centros de acogida, de reinserción entre otros. La principal característica de estos programas es el hecho de que son los animales los que se desplazan o incorporan a los diferentes centros bien como residentes o acudiendo a las diferentes sesiones programadas con el terapeuta/educador.  Son especialmente interesantes como elemento motivador, de ruptura con la rutina de centro, capaces de reducir el sentimiento de soledad, mejorar la comunicación con el entorno, estimular, etc.

IMG_9824Los animales que con más frecuencia participan en estos entornos con fines terapéuticos y/o educativos son, perros, gatos, pájaros y pequeños mamíferos como conejos y cobayas, si bien son los canes  más los predominantes.

Una de sus principales ventajas es el hacer accesible este tipo de intervención a colectivos que tendrían muy difícil el poder desplazarse regularmente para el desarrollo de la TEAA.

Terapia y educación asistida con animales en Entornos naturales, externos al recurso de intervención primario, este es el caso de las granjas terapéuticas y/o centros de terapias ecuestres.

IMG_1135Una de las principales ventajas de este contexto de intervención es que supone el que el participante/paciente se desplace a un entorno natural para desarrollar la intervención. Tanto en el caso de los programas con caballos como en el caso de los animales de granja, el entorno de trabajo suele ser al aire libre, lo que proporciona estímulos muy favorecedores, el sol, los sonidos de la naturaleza, olores, el viento etc. Otro aspecto muy interesante de este tipo de intervención es la posibilidad de integrar al paciente/participante en un nuevo contexto, claramente estructurado donde el cuidado, manejo y relación con el animal es un elemento crucial.

Los animales que con más frecuencia participan en estos entornos con fines terapéuticos y/o educativos son, caballos, burros y animales de granja como cerdos, conejos, cabras, ovejas, gallinas, etc.

Terapia y educación asistida con animales en Entornos de protección animal, es el caso de albergues y protectoras de animales, centros de rescate, recuperación y rehabilitación animal, bien se trate de animales domésticos, o de fauna salvaje o silvestre.

IMG_7963

Quizás una de las principales bondades de este contexto a la hora de implementar programas de TEAA es que proporciona a los participantes/pacientes una misión real en materia de protección y bienestar animal en la que implicarse. Dado que estos programas, se basan en el rescate, cuidado, entrenamiento y rehabilitación de animales abandonados  las posibilidades de incidir sobre aspectos como la autoestima, actitudes, valores, de los participantes, son interesantes. En España las primeras organizaciones de protección animal que han incorporado programas de terapia y educación asistida con animales han sido las protectoras de animales domésticos, perros y gatos fundamentalmente.

Este tipo de programas se denominan “win win program” porque todos los elementos involucrados salen beneficiados, nos gusta trabajar en estos contextos especialmente porque mientras el animal es rehabilitado y mejora sus posibilidades de adopción, las personas en situación de vulnerabilidad, crecen, cambian la percepción de sí mismas, confían en sus capacidades, generan relaciones de confianza en otros, reducen la desesperanza en el futuro, por citar algunos procesos que hemos constatado.

Como conclusión, solo reincidir  en las diversas y amplias posibilidades que las intervenciones asistidas con animales brindan cada día a miles de personas en todo el  mundo, así como en el factor común a todas ellas, el vínculo persona – animal como elemento de aprendizaje, estimulación y rehabilitación.

EL PROYECTO DEL MES: “Un paraíso para los niños y los animales” FORGET ME NOT FARM

Este mes nos gustaría presentaros a Forget Me Not Farm, una entidad ubicada en los terrenos de la Sociedad Protectora de Animales de Sonoma (California – EEUU). Desde su creación en 1992, Forget Me Not Farm ha ayudado a miles de niños en situación de riesgo y a jóvenes a romper el ciclo del abuso.

Forget Me Not Farm 3Las actividades terapéuticas asistida con animales que llevan a cabo tienen lugar en la granja, un entorno que ofrece además otro recurso de intervención, la horticultura. La granja constituye un refugio para los niños, los animales y las plantas, una combinación idónea para conseguir la recuperación y rehabilitación de todos los participantes. El enfoque de todos los programas de Forget Me Not Farm es enseñar empatía a los jóvenes, para que interactúen respetuosamente con los demás seres vivos.

 

Forget Me Not Farm 1

Ayudan a niños con diagnósticos tales como el estrés postraumático, la depresión y la ansiedad a valorar y cuidar de los seres vivos, a desarrollar  respeto por toda forma de vida  y a comportarse de manera compasiva y  relacionarse con los demás, la antítesis de su experiencia violenta. Su comunidad colabora de forma significativa, el valor terapéutico de Forget Me Not Farm ha sido reconocido por los maestros de educación especial, asistentes sociales, profesionales de la orientación y la profesión médica.

Forget Me Not Farm 5

Otro programa implantado por Forget Me Not Farm es “Foster Youth Mentoring”. Ofrece formación profesional a adolescentes que tienen la oportunidad de aprender habilidades de la vida real, de conseguir experiencia de trabajo con los animales y plantas de la granja. Obtienen calificaciones para un futuro empleo.

Una iniciativa de Forget Me Not Farm  que queremos igualmente destacar es “Academic Community Service”. Brindan la oportunidad a jóvenes con edades comprendidas entre los 11 y 18 años, de pasar un sábado en la Sociedad Protectora de Animales, ayudando a los animales y aprendiendo sobre su tenencia responsable. Los jóvenes también participan en las tareas diarias de la granja y dedican tiempo socializando a los animales.

Como conclusión podemos afirmar que la granja ofrece un contexto rico para facilitar la rehabilitación de muchos jóvenes. Los animales, el huerto y el propio funcionamiento de la granja son elementos que facilitan la consecución de los objetivos terapéuticos. Además el apoyo de la comunidad es vital para otorgar a esta labor mayor alcance y por lo tanto un número mayor de beneficiarios.

Pulsa aquí para ver vídeo 20 Aniversario de Forget Me Not Farm

EL NUEVO RETO HUMANYMAL: LA GRANJA Y SUS HABITANTES COMO ALIADOS EN LA INTERVENCIÓN CON NIÑOS Y ADOLESCENTES

Título_conexión_granja

En pocas semanas iniciaremos el proyecto “Conexión Granja” de intervención psicoeducativa asistida con animales de granja dirigida a niños y adolescentes que se llevará a cabo en la Granja Sol del Camp en Agost (Alicante). Esta iniciativa tiene la raíz en el firme convencimiento de que todos los elementos presentes en la granja, el huerto y las plantas, sus habitantes animales, así como, su propio funcionamiento, pueden ofrecer un contexto diferente, rico y en contacto con la naturaleza capaz de facilitar la consecución de objetivos clave en la intervención con ambos colectivos.

Siguiendo la línea de trabajo habitual en Humanymal, el proyecto pretende dar una respuesta innovadora a través de la intervención con animales, a necesidades presentes en adolescentes vulnerables y niños con discapacidad. Para ello, hemos iniciado un intenso trabajo en red a partir del cual definir el entramado de derivación de menores para su participación en el proyecto. Las entidades que ya colaboran con nosotros en esta labor son la Asociación de niños y jóvenes con discapacidad de Alicante y la Fundación Nazaret.

fotos_conexión_granja

El proyecto “Conexión granja” se fundamenta en los conceptos de Green Care y Social Farming crecientes en Europa, de manera que la granja se constituye como un recurso para la intervención con niños y adolescentes que nos permite diseñar actividades terapéuticas, educativas y ocupacionales que por una parte, resulten motivadoras a los participantes y por otra, que tengan una utilidad real para la granja, animales y plantas.

Para el desarrollo de este tipo de intervenciones, resulta imprescindible la participación de un equipo profesional multidisciplinar que sea capaz de generar dinámicas terapéuticas en torno al funcionamiento de la granja, y que estén encaminadas a alcanzar los objetivos individualizados de cada participante. Los animales como parte del equipo, se constituyen como elementos significativos, aceleradores de la relación de ayuda, elementos para la motivación y generadores de sentimientos de utilidad / aportación social, entre muchos otros.

Dado que se trata de un proyecto que pretende incorporar a la comunidad, serán actores importantes y beneficiarios indirectos: profesionales vinculados a la TEAA y/o la intervención con menores, familias, colectivos humanos vulnerables, centros de protección de animales de granja, Instituciones públicas, entre otros.