Entradas

El Trabajador Social en la Terapia Asistida con Animales

              El Trabajo Social nació para ayudar a los individuos, grupos y comunidades en la resolución de necesidades y problemas, poniendo énfasis en las potencialidades de los individuos y en los recursos de la propia comunidad para satisfacerlas. Anteriormente esta profesión era conocida como Asistencia Social, pero este término se sustituyó en la década de los 70 ya que es una profesión en la que se trabaja junto a la gente, no únicamente se asiste de forma caritativa o benéfica, es un trabajo multidireccional y de participación activa para conseguir el bienestar social.

              Los colectivos con los que actúa el trabajador social son muy variables, pero  principalmente en aquellos sectores que requieren de una atención más necesaria, como tercera edad, personas con discapacidad, víctimas del maltrato, presos, menores, inmigrantes, minorías étnicas, conductas adictivas y cualquier otro individuo que se encuentre en situación de exclusión social.

              Las funciones del trabajador social en la Terapia Asistida con Animales son muy diversas ya que desde el marco de esta profesión se pueden abordar diferentes actuaciones:

  • Buscar las convocatorias y participar en las prospecciones comerciales para conseguir fondos o ayudas tanto públicas como privadas para poder financiar un proyecto de Terapia Asistida con Animales.
  • Conocer y gestionar los recursos existentes en la comunidad.
  • Diseñar proyectos y actividades.
  • Permanecer en constante coordinación con los diversos profesionales o entidades con las que se trabaja.
  • Realizar intervención familiar con las familias o tutores de los participantes.
  • Formar parte del equipo multidisciplinar que ejecuta el proyecto, pudiendo participar en el mismo como Experto (previa especialización en Intervenciones Asistidas con Animales) en contacto directo con los usuarios y animales coterapeutas que participan.
  • Participar en la evaluación de los resultados del proyecto realizado.
  • Coordinar un proyecto en el caso de que el objetivo principal de la terapia sea un objetivo de índole social, así como formar parte de su planificación.
  • Función docente, impartiendo materia específica de su área profesional.

Humanymal_Terapia_Asistida_con_Animales_001

              Los beneficios que aporta la Terapia Asistida con Animales concretamente en el marco del Trabajo Social son múltiples, a continuación se muestras algunos:

  • Trabajar con animales agiliza la orientación individual y familiar para que los usuarios desarrollen sus capacidades, las cuales los ayudarán a resolver los problemas sociales, de forma más rápida y positiva, rebajando las barreras que se generan en los tradicionales despachos ya que los animales favorecen la relajación y el vínculo acelerando la relación de ayuda con el equipo técnico.
  • Función preventiva de las TAA, actuando de forma precoz y directa sobre las causas, reduciendo o eliminando de este modo la situación de riesgo.
  • Mayor autoestima, autoconocimiento y autocontrol ya que entre otras cosas descubren que poseen habilidades con los animales y las personas que desconocían, aprenden a autorregularse para poder interactuar con los animales y a conocerse mejor mediante las dinámicas terapéuticas.
  • Incremento del nivel de empatía tanto con los animales como hacia otras personas o colectivos.
  • Aumenta el nivel de atención y se mantiene cuando se trabaja con un animal, ya que de por sí es un elemento nuevo y motivador, mucho más cuando ya existe vínculo con él.
  • Conserva y mejora capacidades a nivel individual o grupal.
  • Una buena selección de actividades con animales reduce el estrés y la ansiedad de los participantes.
  • Aumenta el nivel de compromiso y disminuye el número de bajas especialmente en la intervención con colectivos con un alto nivel de exclusión social.
  • Los animales son aceleradores sociales, favoreciendo la inserción social y la adquisición de habilidades de comunicación verbal y no verbal, aumentando la expresividad y mejorando su enfoque hacia la comunidad, haciéndoles más conscientes de su responsabilidad social y aportación social en los casos de proyectos de ayuda mutua.
  • Los animales reducen la sensación de soledad y aislamiento muy habitual en usuarios en situación de exclusión social, los animales coterapeutas no distinguen entre otros de edad, raza, género o nivel socioeconómico.

Humanymal_Terapia_Asistida_con_Animales_002

              En la TAA los animales intervinientes son seleccionados y entrenados para cooperar con un terapeuta, educador, trabajador social, etc. para el desarrollo de acciones terapéuticas y/o educativas que contribuyan al aprendizaje, rehabilitación o integración de un individuo o grupo determinado. El trabajador social que participe en equipos de TAA debe tener una formación específica en Terapia Asistida con Animales y seguir la metodología propia de su profesión, formando parte de un equipo interdisciplinar.

              Los tipos de intervención de los trabajadores sociales, son equivalentes en el ámbito de la Terapia Asistida con Animales:

  • Individualizado: capacita al usuario a integrarse en su sistema familiar y social, favorece que la persona utilice sus potencialidades para salir de la situación problema en la que se encuentra, modificando las conductas que le dificultan este proceso. En la TAA podemos trabajar a nivel individual con un único paciente, aunque en nuestro país el modelo más utilizado son las TAA grupales, las cuales deben de tener una metodología que permita que cada usuario tenga sus propios objetivos individualizados además de los grupales. En los proyectos individualizados es muy recomendable incluir una atención familiar con la que trabajar específicamente cada caso haciéndoles participes de la intervención y detectando posibles demandas.
  • Grupal: ayuda a las personas a mejorar su funcionamiento social, y a enfrentarse de forma positiva y más eficaz a sus problemas personales o de grupo. La TAA provoca cambios con objetivos psicosociales que mejoran el funcionamiento conjunto de las personas que lo integran.
  • Comunitario: el trabajo comunitario asistido con animales se basa en beneficiar a la comunidad utilizando sus propios medios y recursos, para que mediante la relación y trabajo con animales  y guiados por un equipo profesional puedan organizarse para mejorar la calidad de vida de los integrantes del lugar donde viven, realizando así una ayuda mutua. Los colectivos son los protagonistas voluntarios de las acciones y mejoras de las personas, animales con los que trabajan y de su comunidad.

              Las empresas, fundaciones y asociaciones de Terapia Asistida con Animales siguen creciendo en España y el Trabajador Social se presenta muy activo, incorporándose cada vez con más frecuencia en equipos de Terapia Asistida con Animales.

Proyecto “Green Care” – Intervención Terapeútica facilitada por Animales y Naturaleza dirigida a mujeres en situación de duelo

“En ninguna otra situación como en el duelo, el dolor producido es TOTAL: es un dolor biológico (duele el cuerpo), psicológico (duele la personalidad), social (duele la sociedad y su forma de ser), familiar (nos duele el dolor de otros) y espiritual (duele el alma). En la pérdida de un ser querido duele el pasado, el presente y especialmente el futuro. Toda la vida, en su conjunto, duele”.

J. Montoya Carrasquilla

El proyecto Green Care desarrollado en su primera fase en el presente año,  nace con la principal finalidad de ofrecer apoyo terapéutico a personas en situación de duelo a partir de la interacción y trabajo con animales y naturaleza,  proporcionando de esta forma, un recurso complementario a personas que han sufrido la pérdida de un ser querido y se encuentran en una fase aguda del proceso de duelo.

En esta primera fase de desarrollo, han participado 8 mujeres con edades comprendidas entre los 22 y 69 años, cada participante ha desarrollado una media de 12 sesiones de terapia de tres horas de duración. Las sesiones terapéuticas facilitadas con animales se han llevado a cabo en la Sociedad Protectora de animales y plantas de Alcoy y han participado 27 perros y 15 gatos, que en colaboración con profesionales de la salud, educación y ámbito social, han actuado como soporte emocional de las participantes a lo largo de los 5 meses que ha durado la intervención. Por otra parte, el entorno natural, representado por los parques naturales Font Roja y Sierra Mariola, han sido el perfecto escenario para el desarrollo de actividades  terapéuticas encaminadas a favorecer la actividad física, relajación, meditación y superación de la pérdida.

Green_Care_Humanymal_TAA_001

Los aspectos más novedosos de esta iniciativa son, por una parte, la incorporación de animales y naturaleza en la terapia con personas en situación de duelo y el contexto de protección animal como marco para su desarrollo, factores que hacen del proyecto Green Care una iniciativa pionera a nivel nacional.

¿Cómo pueden los animales ayudar a las personas en proceso de superación de la pérdida de un ser querido?

Los animales han demostrado ser grandes aliados a la hora de mejorar la calidad de vida de las personas, en contextos de terapia y en colaboración con un profesional especializado, pueden favorecer procesos de mejora a nivel emocional, ocupacional, físico y social. En el caso de Green Care  resultan especialmente relevantes:

  • Capacidad de los animales de inducir relajación, reducir los niveles de estrés y favorecer la autorregulación.
  • El animal como elemento facilitador de las relaciones sociales y la comunicación.
  • El vínculo humano animal como plataforma para la intervención emocional: detección, regulación y expresión de emociones.
  • Carácter motivador de la incorporación de animales en procesos terapéuticos.
  • Capacidad de los animales de incidir en la percepción de apoyo social de las personas.

Green_Care_Humanymal_002

¿Por qué una intervención de este tipo en una protectora de animales?

Los entornos de protección animal tales como protectoras, albergues, centros de recuperación  y/o santuarios, ofrecen multitud de oportunidades para la terapia, educación e inserción social de personas vulnerables. En este sentido, encontramos muchos referentes, especialmente a nivel internacional, donde instituciones dedicadas a la protección animal incorporan programas encaminados a mejorar la calidad de vida de las personas. De esta forma, se favorece el desarrollo de iniciativas de ayuda mutua, en las que animales vulnerables son cuidados, educados y rehabilitados, por personas que también se encuentran en situación de vulnerabilidad, partiendo de la premisa de la protección y rehabilitación de animales para la protección y rehabilitación de personas.  Así, los entornos de protección animal ofrecen aspectos únicos en la intervención terapéutica con personas que difícilmente pueden lograrse en otros contextos de terapia:

Un contexto de intervención real, del que el paciente se siente parte y donde sabe que sus acciones tendrán consecuencias reales para los animales y otras personas.

Infinidad de actividades que con la correcta programación pueden incidir en la percepción de capacidad y utilidad.

Un entorno favorecedor de actitudes resilientes, con animales que con su historia vital son capaces de transmitir importantes modelos de superación, resistencia y capacidad de ser feliz a pesar de lo vivido.

 ¿Qué aporta el entorno natural? 

Existen una serie de beneficios en el trabajo terapéutico en el medio natural que contribuyen al aumento de la efectividad de la intervención:

  • Infunde sensación de calma, paz, reduce la percepción de estrés.
  • Ofrece muy buenas oportunidades de actividad física.
  • Favorece la estimulación sensorial a partir de sonidos, olores, imágenes, sensaciones corporales en contacto con el sol, el viento, la lluvia..
  • Sensación de bienestar, de conexión con la naturaleza.

Las actividades que las participantes han desarrollado estaban encaminadas a favorecer la expresión emocional, la aceptación del dolor, la recolocación de la pérdida, la percepción de utilidad y apoyo social, partiendo de la interacción con la naturaleza y el cuidado de animales en situación de abandono como base para la intervención emocional:

  • Actividades terapéuticas facilitadas con perros en el medio natural: Ejercicio físico, Mindfulness, relajación y dinámicas de grupo.
  • Desarrollo de actividades ocupacionales ligadas al cuidado, entrenamiento y rehabilitación de perros residentes en la protectora.
  • Preparación y aplicación de dispositivos de enriquecimiento ambiental para felinos.
  • Coaching asistido con perros para la superación y crecimiento personal.

IMG_5343

Una vez finalizada la primera fase del proyecto y tras el análisis de los instrumentos de evaluación, mostramos algunos de los resultados más relevantes:

  • Reducción significativa de niveles de ansiedad.
  • Mejora significativa del estado de ánimo.
  • Avance significativo en el proceso de elaboración del duelo, progresión a etapas de cicatrización y renovación.
  • Como parte de la valoración de utilidad de las propias pacientes, el proyecto, señalan, les ha sido útil para: expresar emociones, dar y recibir afecto, aceptar la pérdida, recuperarme, sentirme capaz y segura de mi misma, volver a tener inquietudes, tomar decisiones, aumentar mi sentimiento de utilidad, sentirme acompañada.

Estos buenos resultados se deben en gran parte al hecho de que Green Care representa un buen modelo de trabajo en red y colaboración entre diferentes organizaciones a nivel público, privado y del tercer sector. Así, para su puesta en marcha y desarrollo, ha sido necesaria la colaboración de la Sociedad protectora de animales y plantas de Alcoy, donde han tenido lugar las actividades terapéuticas facilitadas con perros y gatos residentes, la Asociación SOLC para el soporte y ayuda en el tratamiento del Cáncer, como recurso para la derivación y seguimiento de pacientes  y Humanymal TAA,  organización creadora del proyecto y responsable de su coordinación y  ejecución técnica. A nivel institucional, el ayuntamiento de Alcoy /área de servicios sociales ha prestado su apoyo al proyecto, a partir de su difusión, promoción y reconocimiento institucional.

Esperamos poder continuar con esta iniciativa que pone de relieve como la unión de profesionales, animales y naturaleza puede constituir un valioso recurso para la terapia con personas.

“Una de las causas principales de las dificultades del hombre actual es su incapacidad de aceptar su ser íntimo y armonizar su cultura con su pertenencia al mundo de la naturaleza”. Boris M. Levinson.

Horticultura Terapéutica e Intervenciones asistidas con animales: Dos ámbitos que se complementan

La Asociación Americana de Terapia Hortícola define la horticultura terapéutica como un proceso de las plantas y las actividades hortícolas, que se utiliza para mejorar el área social, educativa, psicológica y física de las personas, mejorando así su cuerpo, mente y el espíritu; otra definición, según la Asociación Española de Horticultura Terapéutica (AEHOR), afirma que ésta se basa en fomentar la dedicación de una persona en actividades relacionadas con la jardinería, facilitadas por un terapeuta capacitado, para lograr metas específicas de tratamiento.

Por tanto, podemos concretar que la horticultura terapéutica consiste en el uso de las especies vegetales así como de las actividades relacionadas con su cuidado, con el objetivo de mejorar el estado físico y anímico de las personas.

A pesar de que es una rama muy recomendable, tanto por su amplia efectividad como por su asequible coste a la hora de crear un programa, aún no está muy extendida en nuestro territorio, aunque afortunadamente contemos con la AEHOR, que ilustra tales afirmaciones aseverando que constituye un tratamiento que no necesita una gran tecnología para poder implementarse y que ha demostrado tener resultados muy positivos; es no-amenazante para el paciente, promueve la actividad social, mejora la memoria, proporciona estimulación sensorial y ejercicio suave, reduce el estrés y la tensión; disminuye la ira y desarrolla el buen comportamiento.

SONY DSC

Por otro lado, a la inversa que en España, otros países como Reino Unido o EEUU cuentan con una amplia tradición al respecto, relacionándose ampliamanete dicha terapia con el enfoque Green Care, que contempla la naturaleza como herramienta y telón de fondo para el proceso, pudiendo desarrollarse tanto en contextos rurales como ciudades (comprende desde entornos como bosques, hasta el cuidado de plantas, parques urbanos, etc…). Engloba pues, aquellos proyectos que consideran la naturaleza y el medio ambiente como marco, donde la horticultura terapéutica casa perfectamente como eficiente recurso en la intervención, junto a la terapia asistida con animales, entre otros.

No en vano, si atendemos a la teoría de la biofilia de Kellert & Wilson  (1993) y Katcher (2003),  el cerebro de las personas está estructurado para prestar una atención selectiva a otros tipo de vida y que, como resultado del contacto con otras especies, animales o vegetales, puede producir importantes influencias en el conocimiento, la salud y el bienestar.

Centrándonos en la horticultura terapéutica, y aunque el uso de las plantas como recurso beneficioso data de tiempos inmemoriales, podemos datar que sus precedentes se asentaron en el 1600, cuando algunas personas carentes de solvencia económica se veían obligadas a trabajar en los jardines de los hospitales para poder costear su hospitalización. Los doctores percibieron una notable mejoría en estos pacientes, que se recuperaban más rápido y de manera más óptima que el resto de hospitalizados.

No mucho después, el médico y químico estadounidense Benjamin Rush, pionero en el ámbito de la terapia a través de la jardinería y la agricultura, afirmaba que excavar la tierra con las manos tiene un efecto curativo en los enfermos mentales.

IMG_6129

Posteriormente, ya en 1879, se inaguró en un centro psiquiátrico de EEUU el primer jardín con propósitos exclusivamente terapéuticos, denominado Friends Hospital, aunque no sería hasta 1936 cuando se aceptó oficialmente el uso de la horticultura como método para tratar determinados desórdenes.

Tras la Primera y la Segunda Guerra Mundial, se instó también a los militares a trabajar en los jardines para mejorar el funcionamiento de sus extremidades lesionadas, así como su estado anímico.

En 1955, percibiendo tales beneficios, se creó al fin la primera Licenciatura en Terapia Hortícola, por la Universidad Estatal de Michigan, y en 1971 la Universidad Estatal de Kansas ofreció el primer programa de postgrado.

Y es que, además, la horticultura terapéutica cuenta con la ventaja de poder abarcar un amplio abanico de colectivos, debido a su versatilidad, siendo muy accesible y beneficiosa, y a su enorme posibilidad de adaptación según el usuario. Las numerosas actividades que comprende pueden ajustarse fácilmente de acuerdo a las características de los pacientes; como afirma la AEHOR, es un tratamiento eficaz y beneficioso para las personas de todas las edades, antecedentes y capacidades.

Por ejemplo, las áreas de trabajo pueden ubicarse a diferentes niveles para dar cabida a personas con problemas de movilidad o diferentes capacidades, emplear diversas especies vegetales como plantas más aromáticas para personas invidentes o con texturas llamativas para estimulación táctil en personas con daño cerebral, puede realizarse durante todo el año y tanto al aire libre como en espacios cerrados, etc…

Algunos de los colectivos más usuales a los que va dirigida son:

  • Tercera edad.
  • Hospitalizados.
  • Escolares.
  • Discapacidad mental, sensorial o física.
  • Enfermedad mental.
  • Trastornos emocionales.
  • Exclusión social.
  • Reclusos.
  • Etc…

También es factible trabajar con ella multitud de objetivos; a grandes rasgos, éstos podrían ser:

  • Físicos: Podemos incrementar la actividad física y con ello el rango de movimiento, mejorando las habilidades motoras, el tono muscular, la coordinación, el equilibrio, la lateralidad, el control postural, la psicomotricidad, trabajar desde el control de la respiración, etc…
  • Emocionales: Se puede potenciar el grado de autonomía, la capacidad de observación y la autoestima, las habilidades para resolver problemas, el control de impulsos, la expresión emocional, el sentido de la responsabilidad, etc… así como disminuir el estrés y la ansiedad, trabajar el afrontamiento del éxito o el fracaso, mejorar el estado de ánimo, etc… además de obtener una plena satisfacción y realización personal por percibir de manera directa, nunca mejor dicho, el fruto del propio esfuerzo.
  • Educativos y ocupacionales: Los usuarios pueden aprender nuevas tareas, conocimientos y habilidades incluso a nivel curricular o a nivel de oficios relacionados con la horticultura y la jardinería, optimizar hábitos y rutinas deseables, trabajar áreas básicas del aprendizaje como la matemática o la del lenguaje, incidir en las AVD´s, etc…
  • Cognitivos: Se ejercitan aspectos de rango cognitivo como la capacidad de atención y concentración, la memoria, la planificación y secuenciación de las tareas, la orientación espacial y temporal, etc…
  • Sociales: Puede ser un magnífico recurso para favorecer la integración social, motivar la interacción y la comunicación, mejorar la cohesión grupal, potenciar la cooperación, aumentar la percepción de utilidad y aportación social, etc…

IMG_0490

A ellos debemos sumar todos los objetivos específicos que decidamos trabajar con un colectivo y un usuario concreto, diseñando un programa de horticultura terapéutica en el que se encuadren. Podemos observar así que las posibilidades de intervención son infinitas, como ilustran multitud de proyectos y entidades dedicadas a este enfoque en la actualidad.

Un ejemplo de ello lo encontramos en el Hospital Giovan Battista Grassi di Ostia (Roma), donde ha sido llevado a cabo un proyecto en la sección de psiquiatría que alberga a los pacientes con enfermedad aguda. El programa trata de la creación de una zona verde en un patio abandonado, con plantas ornamentales, flores y un pequeño huerto, donde se realiza la terapia. Pronto empezaron a observar resultados, percibiendo un estado de mayor bienestar en los pacientes, y creando un ambiente ideal para que las personas con dificultades de comunicación pudieran interactuar con otras personas.

Otro modelo de horticultura terapéutica lo encontramos en el Link Nurseries Horticultural Therapy Centre, ubicado en Worcester (Inglaterra), que centra su labor en pacientes con problemas de salud mental, facilitando un entorno laboral para potenciar y desarrollar las habilidades sociales y educacionales de sus usuarios.

20141102_104249

También en Denver (EEUU), se está desarrollando un programa de horticultura terapéutica para veteranos de guerra llamado Veterans to Farmers. En este centro forman a los soldados para que puedan tener otras opciones laborales, impulsando la horticultura y la venta de los productos a supermercados o restaurantes, para así poder ofrecerles una salida profesional digna y factible.

Así mismo, en Vancouver (Canadá), se ha creado el Culturally Relevant Urban Wellness Program, en un centro donde se promueve el uso de espacios verdes como fuente de bienestar, y donde se desarrollan habilidades prácticas al respecto, con jóvenes en riesgo de exclusión social.

Un estudio reciente es el de Bowker y Tearle (2007), denominado Jardines para la Vida, dirigido a escolares de siete a catorce años, y basado en la instauración de huertos en escuelas de poblaciones rurales y semirurales de Inglaterra, Kenia e India, para fomentar y motivar el aprendizaje de los pequeños. Entre los resultados obtenidos, además del inevitable y eficiente carácter lúdico, los autores encontraron notables mejorías en cuanto a los procesos de  aprendizaje incluso a nivel curricular, puesto que el jardín ofrecía un entorno estético, pacífico y seguro en el que aprender; se daba un aprendizaje experiencial que podían vivenciar e interiorizar mejor; hubo un cambio muy positivo en la percepción que los menores tenían de la escuela, etc… También observaron un aumento en la motivación de logro, la autoestima, la confianza en sí mismos, etc… tanto por los óptimos resultados obtenidos por los menores como por su participación directa en la comunidad. Además, los niños entendieron el huerto como parte de un todo, extrapolando a nivel global el cuidado de sus plantas; y es que, los pequeños acabaron aseverando muy acertadamente: debemos cuidar nuestras plantas para el cuidado del mundo.

20141102_104209

Por tanto, si nos basamos en la efectividad de tales paradigmas, y además imbrincamos la horticultura terapéutica con la terapia asistida con animales, como ejemplifica la vertiente Green Care, podremos optimizar enormemente los resultados al disponer de un abanico aún más amplio de recursos enfocado a la consecución de objetivos concretos.

Algunos ejemplos de entidades actuales que se dedican a ello, ampliamente reconocidas por su trayectoria y su eficiencia en el ámbito son:

  • Green Chimneys, una entidad pionera en Green Care mundialmente reconocida, y dirigida a niños con necesidades especiales. Basa su filosofía en la creencia de que si los niños se les da la oportunidad de explorar y descubrir su fortaleza interior en un entorno seguro y estructurado basado en la naturaleza, su autoestima, la compasión, las estrategias de afrontamiento, y las habilidades sociales mejorarán. En la base de su enfoque encontramos el concepto de un entorno de tratamiento enriquecido, que una a las personas con los animales y las plantas en una relación mutuamente beneficiosa.
  • Green Care Finlandia, que promueven, entre otras cosas, la naturaleza, los animales y los métodos agrícolas como introducción a la asistencia social y al contexto de atención médica, poniendo de manifiesto la capacidad funcional de la naturaleza en cuanto a la potenciación de la actividad física, las relaciones sociales y la experiencia comunitaria. Está enfocada a colectivos de diferentes edades y capacidades, siendo sus objetivos principales la integración, la inclusión social, la formación, la rehabilitación, la atención y la educación. Posee además el añadido de que es considerada como una nueva oportunidad de negocio e ingresos para los agricultores en perspectiva multifuncional (agrícola y terapéutica).
  • Forget Me Not Farm, que desde su creación en 1992 ha ayudado a miles de niños y jóvenes víctimas de abuso mediante actividades terapéuticas relacionadas con la naturaleza, el huerto y los animales, y proporcionándoles un entorno seguro donde crear un vínculo con los animales y las plantas, que les ayude a confiar más en sí mismos, a aprender, y a avanzar. El enfoque de todos sus programas se basa en el trabajo de la empatía y el respeto a través del aprendizaje experiencial. Como asevera C. Rathman, comenzamos nuestro programa para enseñar a los niños en riesgo cómo amar a los animales, para no hacerles daño. Muy pronto descubrimos que nuestros animales estaban ayudando también a los niños. En casi veinte años, hemos sido testigos de transformaciones asombrosas. Nuestra granja ofrece un lugar para los niños, donde experimentan y aprenden la bondad, la compasión y la empatía, como nuevas fuentes para volver a confiar. Es romper con el ciclo del abuso.

 Basándonos en ello, podemos afirmar que la horticultura terapéutica es una rama muy interesante que puede y debe aliarse, siempre que sea posible, con el ámbito de la terapia asistida con animales, a través de programas como los de enfoque Green Care, suponiendo un recurso muy interesante y sobradamente eficaz a tener en cuenta.

Y  es que, como ya anticipaba en 1699 el jardinero y escritor Leonard Maeger: no hay mejor forma para preservar la salud, que pasar tiempo libre en el jardín.

BENEFICIOS DE REALIZAR EJERCICIO FÍSICO CON TU PERRO

Click here to read the English version

Hoy en día, el ritmo de vida actual aunque parezca ajetreado y desenfrenado, nos lleva hacia un estilo de vida más sedentario (poco activo), lo que podrá producir diversos inconvenientes sobre todo físicos como problemas de corazón, dolor de espalda, aumento del peso… Según el Dr. H. Cooper, define el ejercicio físico como “el método para poner más años en su vida y más vida en sus años”, por eso os recomendamos hacer ejercicio físico moderado  de forma regular y progresiva, ya que nos ayudará a mantenernos más activos y sanos.

Humanymal_TAA-001

Se debe hacer ejercicio como mínimo: 3 días a la semana, 20 minutos de ejercicio (150 minutos semanales) e ir incrementándolo poco a poco. El ejercicio físico practicado de forma regular nos va a aportar innumerables beneficios (fisiológicos, físicos, psicológicos, psicosociales), si a esto le sumamos la compañía de nuestro perro los beneficios se multiplican, tanto para el humano como para el animal.

A continuación veremos algunos de los beneficios que nos aporta el ejercicio físico:

Fisiológicos Físicos
  • Mejora la capacidad cardiorespiratoria.
  • Mejora la tensión arterial.
  • Disminuye el riesgo de enfermedades coronarias.
  • Disminuye la formación de coágulos dentro de los vasos sanguíneos.
  • Disminuye el colesterol “malo” (LDL)y aumenta el colesterol “bueno” (HDL)

 

  • Mejora la movilidad de las articulaciones.
  • Mejora las actividades de la vida diaria.
  • Ayuda a prevenir el deterioro óseo.
  • Fortalece músculos.

 

Psicológicos Psicosociales
  • Mejora el autoconcepto.
  • Mejora la autoestima y la autoconfianza.
  • Mejora estado de ánimo.
  • Ayuda a prevenir los problemas cognitivos (atención, memoria…).
  • Ayuda a mejorar el estado de relajación.
  • Aumenta la sensación de bienestar.
  • Disminuye la ansiedad, la ira y depresión.
  • Disminuye el estrés.
  • Mejora el afrontamiento de retos.
  • Mejora la relación social.
  • Mejora la calidad de vida.
  • Ayuda a distraer de los problemas cotidianos.
  • Ayuda a mejorar el abandono de hábitos no saludables como fumar, beber alcohol…

 

Humanymal_TAA-002

Encontramos  diferentes modalidades de ejercicio físico que podemos realizar  acompañado de nuestro perro/a, como caminar, correr, montar en bicicleta, etc. La presencia del animal hace que cualquier ejercicio físico sea más motivador, además ayuda a estrechar los lazos humano-animal, y así mantendremos  a nuestro perro más sano tanto a nivel físico como psicológico.

Autores como Anderson y col. (1991) publica “Propietarios de mascotas y factores de riesgo de enfermedades cardiovasculares”, que demuestra que las personas que tenían mascotas mostraban menores cifras de tensión arterial, Humanymal_TAA-003colesterol y triglicéridos. James Serpell, Reino Unido, escribió  “Efectos beneficiosos en los propietarios de mascotas en varios aspectos de la salud y comportamientos humanos” (1991). Evidenció que hay menos problemas de salud en el primer mes después de adquirir una mascota manteniéndose hasta 10 meses después además de aumentar la autoestima y realizar más ejercicio.

Considerando algunos de los beneficios descritos por los autores anteriormente mencionados y tras todas las pautas deportivas descritas en el inicio, hacer deporte con tu perro te permitirá disfrutar con él, poneros en forma, mejorando vuestra salud practicando deporte, sin olvidar, que se estrechara más la relación. Nada crea más vínculo humano-animal que compartir las horas del día.

No te pierdas ni un post, ¡suscríbete a nuestro blog pinchando aquí!

PROYECTO GREEN CARE: ANIMALES Y ENTORNO NATURAL, UNA COMBINACIÓN PERFECTA

“El ser humano debe permanecer en contacto con la naturaleza a lo largo de toda su vida para mantener una buena salud mental”. Boris M. Levinson.

Tal y como hemos ido informando a través de artículos anteriores, en nuestra web y redes sociales, el equipo Humanymal se encuentra inmerso en el desarrollo del proyecto Green Care, Intervención terapéutica facilitada con animales y naturaleza, dirigida a personas en situación de duelo www.greencare.es . El término Green Care que da nombre al proyecto hace referencia a un modelo de intervención ampliamente desarrollado en Europa, que contempla el contacto y trabajo con la naturaleza como elementos terapéuticos para la rehabilitación de personas. Se recogen aquí, intervenciones como la terapia asistida con animales, la terapia hortícola, el social farming, green exercise, entre otras.

La puesta en marcha de este proyecto bajo la perspectiva Green Care, nos ha permitido comprobar, como el medio natural y los animales pueden resultar en su conjunto, un recurso de gran valor para la intervención emocional en personas que atraviesan procesos de pérdida, pero ¿Cuáles son las bases de nuestro trabajo?

El medio natural y la interacción con el animal de terapia como agentes reductores de la ansiedad y facilitadores de la relajación.

IMG_7244

El ejercicio físico moderado en el medio natural como elemento para la mejora de la salud física y psicológica.

IMG_5343

El medio natural como contexto idóneo para el trabajo de emociones a través de dinámicas específicas facilitadas con animales e incorporación del discurso terapéutico.

IMG_7202

El contacto y trabajo con elementos presentes en la naturaleza otorga a las actividades terapéuticas desarrolladas un sentido especial para los/las pacientes.

IMG_5414

Tras cuatro meses de intervención, los resultados en el grupo de participantes son muy positivos y la experiencia para el equipo profesional y animales, plenamente enriquecedora. Recomendamos a todos los profesionales vinculados al trabajo con colectivos humanos vulnerables y/o necesidades especiales, el que exploren la vertiente Green Care como recurso potencial de intervención, seguro encontrarán importantes zonas de oportunidad.

¿Quieres saber más?

CURSO: “INTERVENCIONES ASISTIDAS CON ANIMALES Y NATURALEZA PROYECTO GREEN CARE”. HUMANYMAL & SPAPA Alcoy
Lugar de realización: Sociedad Protectora de Animales y Plantas de Alcoy (Alcoy-Alicante)
Fechas: 18, 19 y 20 de julio 2014

Para más información: pincha aquí
asanchez@humanymal.es / 626 588 012

No te pierdas ni un post, ¡suscríbete a nuestro blog pinchando aquí!

 

Control de Zoonosis: TAA en centros de protección animal

Cada vez es más frecuente la implementación de proyectos de terapia y educación asistida con animales en centros de rescate y protección animal, concretamente en España, se desarrollan mayoritariamente en protectoras de animales de compañía (perros y gatos).

El hecho de incorporar en estos contextos a colectivos humanos en situación de vulnerabilidad y/o con necesidades especiales, implica la necesidad de elaborar un plan de control de zoonosis específico donde contemplaremos las medidas a adoptar, los instrumentos de control y recogida de información, periodicidad, etc.

Humanymal_Terapia_con_animales

Una zoonosis es cualquier enfermedad que puede transmitirse de animales a seres humanos, por ello el control de enfermedades en TAA en contextos de protección es sumamente importante.

Para asegurarnos del buen estado de los animales del albergue, en este caso, perros y gatos que participarán en las sesiones de TAA, es indispensable tener al día:

-Vacunas.

Desparasitaciones internas para eliminar a los parásitos gastrointestinales alojados en el sistema digestivo de los animales que pueden provocarles enfermedades graves y son una fuente importante de zoonosis para los usuarios de TAA. .

-Desparasitaciones externas para deshacernos de parásitos externos (garrapatas, pulgas, piojos) 

-Analítica de sangre,  son recomendables una vez al año, para poder controlar la salud del animal. En ellas siempre tienen que estar presentes los test de las enfermedades más comunes en nuestra comunidad, entre ellas la Leishmania en perros.

-Análisis de heces: los análisis de heces son necesarios para asegurarnos de que el animal con el que trabajamos no está infectado por parásitos internos y no está desprendiendo huevos ni larvas en sus heces con las que podamos infectarnos a la hora de trabajar en TAA.

Humanymal_03

Con estas medidas evitaremos la transmisión de enfermedades tales como:

  • Enfermedades Fúngicas (Tiña, hongos…)
  • Enfermedades Parasitarias (Pulgas, garrapatas, leishmaniosis, sarna sarcóptica, toxoplasmosis….)
  • Enfermedades Bacteriológicas (Leptospirosis, babesia, rickettsia…)
  • Enfermedades Víricas (Rabia).

Así mismo, es aconsejable realizar  analíticas de aguas residuales y potables del centro de protección animal, al igual que estudios sobre la desinfección de zonas comunes y jaulas.

LOS ANIMALES COMO SOPORTE EMOCIONAL EN PROCESOS DE DUELO

Proyecto_Green_Care2

Entendemos como duelo “la reacción psicológica natural, normal y esperable, de adaptación a la pérdida de un ser querido, que sufren familiares y amigos y que puede manifestarse antes, durante y después del fallecimiento”.

La perspectiva Green Care, hace referencia a cualquier tipo de intervención terapéutica basada en el contacto con la tierra y la naturaleza. Incluye intervenciones como, Social Farming, Care farming, horticultura terapéutica, y la terapia asistida con animales entre otras.

El proyecto Green Care pretende integrar la perspectiva de la naturaleza como elemento terapéutico y rehabilitador y la intervención facilitada con animales como vehículo para el trabajo emocional y facilitador del apoyo social en personas que atraviesan un proceso de duelo.  Así, la misión de esta iniciativa piloto es facilitar y apoyar procesos positivos para la superación de la pérdida a partir del contacto con la naturaleza y la terapia asistida con animales.

Las actividades a desarrollar por los participantes están diseñadas para favorecer la expresión emocional, la aceptación del dolor, la recolocación de la pérdida, la percepción de apoyo, etc., partiendo de la interacción y cuidado de animales en situación de abandono como recurso para la intervención psicológica. Los participantes podrán involucrarse en una misión real en materia de bienestar animal que favorezca su percepción de aportación y utilidad social a la par que participan en actividades terapéuticas como grupos de autoayuda o dinámicas en el medio natural.

Las sesiones de terapia se desarrollarán en un contexto de protección animal, la protectora de animales y plantas de Alcoy y el entorno natural en el que se encuentra (Parque natural Font Roja y Sierra Mariola). Así mismo, la Asociación SOLC para el soporte y ayuda en el tratamiento del Cáncer será la entidad que derive a los participantes del proyecto.

Estamos muy agradecidos/as por la oportunidad que la Sociedad protectora de animales y plantas de Alcoy nos brinda y por la confianza en nuestro proyecto y modelo de trabajo. ¡Deseosos/as de empezar!

                Asociaciones_Green_Care

EL NUEVO RETO HUMANYMAL: LA GRANJA Y SUS HABITANTES COMO ALIADOS EN LA INTERVENCIÓN CON NIÑOS Y ADOLESCENTES

Título_conexión_granja

En pocas semanas iniciaremos el proyecto “Conexión Granja” de intervención psicoeducativa asistida con animales de granja dirigida a niños y adolescentes que se llevará a cabo en la Granja Sol del Camp en Agost (Alicante). Esta iniciativa tiene la raíz en el firme convencimiento de que todos los elementos presentes en la granja, el huerto y las plantas, sus habitantes animales, así como, su propio funcionamiento, pueden ofrecer un contexto diferente, rico y en contacto con la naturaleza capaz de facilitar la consecución de objetivos clave en la intervención con ambos colectivos.

Siguiendo la línea de trabajo habitual en Humanymal, el proyecto pretende dar una respuesta innovadora a través de la intervención con animales, a necesidades presentes en adolescentes vulnerables y niños con discapacidad. Para ello, hemos iniciado un intenso trabajo en red a partir del cual definir el entramado de derivación de menores para su participación en el proyecto. Las entidades que ya colaboran con nosotros en esta labor son la Asociación de niños y jóvenes con discapacidad de Alicante y la Fundación Nazaret.

fotos_conexión_granja

El proyecto “Conexión granja” se fundamenta en los conceptos de Green Care y Social Farming crecientes en Europa, de manera que la granja se constituye como un recurso para la intervención con niños y adolescentes que nos permite diseñar actividades terapéuticas, educativas y ocupacionales que por una parte, resulten motivadoras a los participantes y por otra, que tengan una utilidad real para la granja, animales y plantas.

Para el desarrollo de este tipo de intervenciones, resulta imprescindible la participación de un equipo profesional multidisciplinar que sea capaz de generar dinámicas terapéuticas en torno al funcionamiento de la granja, y que estén encaminadas a alcanzar los objetivos individualizados de cada participante. Los animales como parte del equipo, se constituyen como elementos significativos, aceleradores de la relación de ayuda, elementos para la motivación y generadores de sentimientos de utilidad / aportación social, entre muchos otros.

Dado que se trata de un proyecto que pretende incorporar a la comunidad, serán actores importantes y beneficiarios indirectos: profesionales vinculados a la TEAA y/o la intervención con menores, familias, colectivos humanos vulnerables, centros de protección de animales de granja, Instituciones públicas, entre otros.