Buenas prácticas: La importancia de reconocer las señales de calma en nuestro perro coterapeuta



yawning_dogonocer las señales de calma en un perro es fundamental, ya que son señales que los canes emplean para calmarse cuando sienten estrés o inseguridad, así como para apaciguar a otros congéneres y a las personas, y que forman parte del modo en cómo éstos se comunican con el mundo en lo referente a evitar o resolver conflictos.

Las principales señales que los perros emplean y que, por tanto, es recomendable aprender, son alrededor de unas treinta. Algunas son muy sutiles, por lo que deberemos estar bien atentos, y observar y conocer a nuestro perro en profundidad para captarlas. Las más comunes comprenden:

  • Girar la cabeza.DTB527_c
  • Invitación al juego.
  • Lamerse el hocico.
  • Darse vuelta.
  • Olisquear el suelo
  • Sentarse dando la espalda.
  • Poner la pata sobre otro perro.
  • Caminar lentamente y/o dando rodeos.
  • Mantenerse inmóvil.
  • Etc…

En un perro de terapia no debe ser una excepción reconocerlas, ya que ello puede ser de gran utilidad tanto para el guía, como para el adiestrador y el terapeuta, y ayudarnos infinitamente en su bienestar y su educación, así como en su manejo durante las sesiones.

Y es que, a pesar de que un buen ejemplar trabajará igualmente, que emita muy repetidas veces claras señales de calma puede ser signo de alarma, ya que el can estará mostrando cierto grado de incomodidad o disgusto.

Además de arremeter contra una de nuestras máximas en el manual de buenas prácticas, que asevera que el disfrute debe ser a tres bandas, esto es, usuario, ejemplar, y profesionales, hacer caso omiso a las señales de calma en un perro coterapeuta puede suponer:

  • Que se condicione negativamente ante un nuevo elemento, situación o persona, y rehúya su contacto a partir de ese momento.
  • Que no realice los ejercicios pertinentes ni interaccione con el mismo entusiasmo y ganas, y la calidad del trabajo pueda no ser, por tanto, la misma.
  • Que deje de comunicarse con ellas, pudiendo causarle frustración, nerviosismo, estrés, ansiedad, shock, etc… y menoscabar su seguridad y su carácter.

Por supuesto, ello no significa ni mucho menos que a la primera señal de nuestro perro debamos alarmarnos, ya que las señales de calma son una forma habitual de comunicación entre canes, y de éstos con las personas; significa que, si dichas señales se repiten de forma exagerada, debemos pararnos a observar a nuestro compañero y, esto sumado al conocimiento que tenemos de él, calibrar y reevaluar las circunstancias, y tomar una decisión en base a ello, como podría ser: realizar un descanso, sacarlo de la situación en dicho momento, etc., o ya en su entorno, entrenar habituación/ socialización específica, siempre mediante refuerzo positivo, a aquello que le cause aprensión, etc…

Para aprender más sobre las señales de calma y cómo comunicarnos con nuestro compañero peludo, recomendamos encarecidamente la lectura de la obra El Lenguaje de los Perros: Las Señales de Calma, de la autora noruega que acuñó el término Turid Rugaas.

No te pierdas ni un post, ¡suscríbete a nuestro blog pinchando aquí!

El proyecto del mes “Caresse d´un Sourire”

Este último mes del año hemos querido destacar el proyecto de Terapia Asistida con Animales “Caresse d’un sourire” implementado por AZCO, Association de Zoothérapie de Côte d’Or, una entidad que desarrolla su labor en Noiron-sur-Bèze, Francia. Este programa ha sido diseñado en colaboración con la Unidad de Hematología Oncológica Pediátrica del Centro Hospitalario Universitario de Dijon, donde se llevan a cabo las sesiones.

Azco 4El objetivo general del proyecto es promover el bienestar de los/as niños/as enfermos de cáncer durante los largos períodos de hospitalización en los cuales tienen que hacer frente a la enfermedad y son sometidos a tratamientos agresivos que producen reacciones adversas. La combinación de estos factores de ansiedad provoca trastornos afectivos, alteraciones de la actividad psicomotora y retraimiento social. Los animales participantes estimulan de forma natural a los/as niños/as, consiguiendo establecer un vínculo que repercute de manera positiva en su calidad de vida.

Azco 3El programa cuenta con un total de 13 animales, principalmente pequeños mamíferos, entre ellos conejos, cobayas y un perro como co-terapeutas. Para llevar a cabo las sesiones, se ha habilitado la biblioteca del hospital donde los/as niños/as acuden dos veces por semana.

Entre los objetivos específicos perseguidos, encontramos los siguientes:

  • Establecer contactos sociales positivos
  • Favorecer la estimulación sensorial
  • Mantener y estimular la atención y la memoria
  • Dar y recibir afecto
  • Proporcionar actividad física
  • Crear un espacio de comunicación e intercambio entre los niños hospitalizados, sus familias y el equipo médico
  • Favorecer la relajación en un ambiente distendido

El equipo multidisciplinar de AZCO trabaja en estrecha colaboración con el equipo médico con la Azco 2finalidad de abordar no sólo los principales aspectos asociados a dicha enfermedad sino también a las necesidades reales de cada joven paciente. Para ello, los progresos son evaluados de forma  individualizada durante y tras las sesiones, registrando los avances producidos en cuanto a comportamiento, emociones, intercambios,  lenguaje verbal y no verbal, motivación personal, entre otros, permitiendo ajustar más de cerca las actividades a desarrollar para alcanzar los objetivos marcados. Posteriormente se realiza una evaluación de los resultados obtenidos.

Todos los profesionales intervinientes han recibido un entrenamiento riguroso que les permite seguir un protocolo sanitario, desarrollado en colaboración con el Departamento de Epidemiología y Salud Hospitalarios, con el objetivo de que la introducción de animales en este entorno no suponga ningún riesgo para la salud de los/as niños/as. Así mismo, la garantía sanitaria de los animales co-terapeutas es respaldada por un profesional veterinario.

El proyecto “Caresses d´un sourire” dio comienzo en septiembre del 2011 y hasta la fecha se han podido beneficiar de esta iniciativa más de 1.000 niños/as y sus familias, proporcionándoles, a través de la intervención asistida con animales, apoyo emocional y psicológico. Los resultados obtenidos son muy alentadores y AZCO pretende formar a otros equipos médicos con la finalidad de que este tipo de intervención se pueda implementar en otros hospitales.

¿QUIERES SABER MÁS? pincha aquí

VÍDEO DEL PROYECTO: pincha aquí

 

Educación social e intervenciones asistidas con animales ¿Un buen tándem?

Click here to read the English version

Según la definición de la  Asociación Estatal de Educación Social (ASEDES), entendemos por Educación Social, el derecho de la ciudadanía que se concreta en el reconocimiento de una profesión de carácter pedagógico, generadora de contextos educativos y acciones mediadoras y  formativas, que son ámbito de competencia profesional del educador social, posibilitando:

  • La incorporación del sujeto de la educación a la diversidad de las redes sociales, entendida como el desarrollo de la sociabilidad y la circulación social.
  • La promoción cultural y social, entendida como apertura a nuevas posibilidades de la adquisición de bienes culturales, que amplíen las perspectivas educativas, laborales, de ocio y participación social.

Es una profesión relativamente nueva, centrada en el apoyo al individuo. En cuanto a “educación” se refiere tanto a la transmisión de valores, conocimientos y habilidades a un individuo, como al acompañamiento en el proceso de crecimiento y maduración personal. Con “social” nos referimos a todos los grupos y colectivos que conviven en una sociedad, en este caso,  especialmente a los que sean más vulnerables y, por tanto, estén más expuestos a determinadas carencias y más necesitados del apoyo mencionado.

IMG_1266

Podría abarcar desde personas pertenecientes a la tercera edad, o en riesgo de exclusión social, también personas discapacitadas, con trastorno mental…  Así, entendemos que el educador social debe trabajar integrado dentro de un equipo multidisciplinar, en colaboración con otros profesionales, para diseñar intervenciones de carácter más terapéutico o actividades más educativas, en función de las necesidades específicas de cada colectivo.

Por otra parte, definimos Terapia y Educación asistida con animales (TEAA), como una intervención coordinada por un profesional de ámbito sanitario, educativo y/o social desde el marco de su profesión, en la que el animal co-terapeuta, es un elemento clave para la consecución de los objetivos planificados. Los animales intervinientes son seleccionados y entrenados para cooperar con un terapeuta, educador, trabajador social, etc. para el desarrollo de acciones terapéuticas y/o educativas que contribuyan al aprendizaje, rehabilitación o integración de un individuo o grupo determinado.

Teniendo en cuenta que las intervenciones asistidas con animales ya han demostrado ser un recurso válido para la promoción de aprendizajes en entornos educativos no formales y la dinamización comunitaria con colectivos en situación de vulnerabilidad y/o exclusión social, consideramos que esta disciplina puede ofrecer una nueva vertiente de intervención a la figura del Educador social. Así,  el animal, puede mostrarse como un apoyo y un facilitador en múltiples facetas de cara a la labor de los/as Educadores/as en diferentes contextos y con diferentes colectivos.

Humanymal_Terapia_Asistida_con_Animales_05Entre los beneficios que las Intervenciones asistidas con animales pueden aportar al ámbito de la educación social destacamos:

Los animales como Facilitadores sociales capaces de potenciar las relaciones interpersonales y competencias  sociales en personas con carencias de redes de apoyo, problemas de adaptación social, en situación de exclusión etc.

Los animales como Agentes de motivación, para el cambio de valores y actitudes, para el aprendizaje de conceptos y habilidades, para la participación.

Los animales como Foco de atención que favorece una mejor transmisión de conocimientos y una disminución de la ansiedad, reactividad y mecanismos de defensa del individuo.

Los animales como Generadores de la percepción de apoyo social, sentimientos de utilidad y aportación social cuando trabajamos desde la perspectiva de ayuda mutua.

Los animales como Facilitadores de la relación de ayuda, en tanto en cuanto, establecen un clima de confianza que potencia la percepción positiva del profesional humano, en este caso del Educador Social.

En nuestra opinión, las Intervenciones asistidas con animales constituyen un ámbito profesional en el que la figura del Educador Social no solo tiene cabida, sino que resulta muy necesaria en su vertiente educativa, muy especialmente en entornos no formales, desde una perspectiva comunitaria y con colectivos en desigualdad social.

No te pierdas ni un post, ¡suscríbete a nuestro blog pinchando aquí!

EL PROYECTO DEL MES “CHILDREN´S VILLAGE”

Click here to read the English version

Este mes nos gustaría presentaros a Children´s Village, una entidad sin ánimo de lucro ubicada en Nueva York, EEUU, cuya misión es ayudar a niños/as y adolescentes en situación de vulnerabilidad y/o riesgo de exclusión social,  ofreciendo una atención integral  en la que incluyen también a las familias. Uno de los programas llevados a cabo y que queremos destacar es “Assistance Dog Training Program” que se inició en Children´s Village, en colaboración con Educated Canines Assisting with Disabilities (ECAD) en 1999.

Dog-and-boy_edited-1-155x300Si bien el objetivo principal de los programas de entrenamiento de perros de asistencia es proporcionar independencia a personas  con discapacidad, este programa destaca por su alcance social ya que ECAD es una organización pionera al incluir alumnos con dificultades emocionales, de comportamiento y aprendizaje como formadores que participan de forma activa en el entrenamiento de ejemplares caninos que posteriormente son entregados a personas con discapacidades físicas y mentales; personas en sillas de ruedas, personas que tienen problemas de audición, personas con uso limitado o nulo de sus brazos, personas con problemas mentales graves y personas con problemas de movilidad, ajustando el entrenamiento de cada ejemplar de forma personalizada  a la discapacidad de la persona beneficiaria.

dog-training1-300x200El proyecto tiene un carácter educativo, está diseñado para que los adolescentes aprendan a fijarse metas y resolver problemas utilizando la paciencia, habilidades de comunicación, el autocontrol, la tolerancia a la frustración y técnicas de motivación. Como resultado, estos jóvenes se meten en menos problemas, son más capaces de controlar su temperamento y en muchos casos, su asistencia a la escuela y calificaciones mejoran.

Los estudiantes también realizan un servicio a la comunidad ayudando a las personas con discapacidad a ser más independientes, enseñando a jóvenes discapacitados como trabajar con sus nuevos compañeros caninos. Con este enfoque de ayuda mutua, ECAD ha sido capaz de reducir el coste de entrenamiento de los perros de asistencia y disminuir el tiempo de espera para las personas que necesitan esta ayuda.

Ecad-Boot-Camp-JN-038-300x225

Cabe señalar que los beneficios no sólo se traducen a nivel educativo, ya que esta intervención contempla objetivos terapéuticos. La mayoría de los participantes tienen dificultades para tener éxito en la escuela y a menudo se sienten incapaces de dar o recibir afecto. El trabajo con los perros ayuda a que jóvenes, incluso aquellos/as con mayores dificultades, fortalezcan su autoestima y aprendan a confiar de nuevo. Para muchos de ellos/as, es la primera vez que han obtenido un logro y el concepto de éxito como consecuencia de la perseverancia les ayuda a adquirir sentimientos de capacidad combinados con el sentimiento de ser amado.

¿QUIERES SABER MÁS? www.childrensvillage.org

No te pierdas ni un post, ¡suscríbete a nuestro blog pinchando aquí!