Entradas

El maltrato de animales no es un juego de niños/as

Implicaciones del maltrato y crueldad hacia animales por parte de niños/as, un hecho que debería hacer saltar todas las alarmas.

www.mascotasfelices.com.mx

Definición de Crueldad hacia los animales

“comportamiento socialmente inaceptable que causa de manera intencional un sufrimiento, dolor o distrés innecesario y/o la muerte del animal” Ascione (1993).

Si bien hace décadas que psiquiatras y psicólogos conocen las implicaciones de la crueldad/maltrato hacia animales por parte de niños y adolescentes, sorprende, la poca importancia que se le otorga en nuestra sociedad y la minimización generalizada en cuanto a su gravedad, cosiderándola, en muchos casos “juegos de niños”. Así, los actos de crueldad hacia animales en niños y adolescentes constituyen un signo de alarma que no debe ignorarse y que puede estar indicando la necesidad de intervenir. Según el Manual Diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (DSM), los actos de crueldad animal, estan asociados al trastorno disocial en etapa infantil  y adolescente y al trastorno antisocial de la personalidad en etapas posteriores.

EJEMPLOS DE CRUELDAD ANIMAL POR PARTE DE NIÑOS/AS Y ADOLESCENTES – NOTICIAS

La violencia hacia animales se constituye por tanto, como uno de los indicadores más importantes y tempranos del trastorno de conducta y el comportamiento violento en la etapa adulta:

Los actos repetidos de crueldad con los animales en la infancia están asociados al desarrollo de un trastorno de personalidad antisocial, la presencia de rasgos antisociales y el abuso de sustancias.  ‘Journal of the American Academy of Psychiatry and the Law’, (2002).

La crueldad hacia animales en la infancia se asocia al incremento de la probabilidad de comportamientos violentos hacia personas en la etapa adulta. Merz-Perez, L., Heide, K.M. and Silverman, I. J. (2001).

Si un niño exhibe agresividad extrema o conductas sexuales hacia animales, está en muchos casos asociado con conductas posteriores de abuso hacia oros niños y adultos vulnerables, a no ser que la conducta sea reconocida y tratada. Duffield, G., Hassiotis, A. and Vizard, E. (1998) y Ascione, F.R. (1993)

“Una de las cosas más peligrosas que pueden ocurrirle a un niño es matar o torturar un animal y salirse con la suya” Margaret Mead. Antropóloga.

¿Cuales son los factores que motivan los actos de crueldad hacia animales?

Siguiendo a Ascione, Frank R.; Thompson, Teresa M.; Black, Tracy (1997) se muestran algunos de los factores que influyen en el desarrollo de conductas violentas hacia animales por parte de niños/as y adolescentes:

Curiosidad ó exploración. El animal resulta herido o muerto durante el proceso de ser examinado, a menudo por parte de niños/as con discapacidad.

Refuerzo o presión del grupo de iguales. El grupo de iguales puede incitar al maltrato animal ó exigirlo como rito de iniciación.

Alteración del estado de ánimo. El abuso hacia el animal tiene el objeto de reducir el aburrimiento o la depresión.

Imitación de la crueldad de los adultos. Copia de conductas agresivas hacia el animal por parte de progenitores o otros adultos cercanos al niño/a.

Uso de los animales como mecanismo de autolesión. El niño utiliza al animal para infringirse lesiones a sí mismo.

Fobias hacia animales. El miedo extremo hacia el animal puede provocar respuestas agresivas hacia éste.

Como  mecanismo para desplazar la hostilidad que siente por una persona, al animal.

Por otra parte, recientes investigaciones han puesto de relieve el vínculo existente entre la violencia hacia animales ejercida por los niños/adolescentes y otras situaciones de violencia que pueden estar dándose en la vida del menor. En este caso, los actos de crueldad hacia el animal por parte del niño se muestran como indicadores que es necesario reconocer para poder intervenir:

  • Un niño que crece rodeado de agresión contra cualquier ser vivo tiene más probabilidad de violar, abusar o matar humanos cuando sea adulto” Kellert & Felthous, (1985). Lockwood (2007) identificó 6 resultados adversos de la exposición de niños/as a la crueldad hacia animales:
  1. Promueve la desensibilización y daña la capacidad de los niños de empatizar.
  2. Crea la idea en los/as niños/as de que el animal de compañía es reemplazable.
  3. Daña la sensación de seguridad y confianza en la habilidad de los adultos para protegerlos del dolor.
  4. Conduce a la aceptación del daño físico intencionado en las relaciones afectivas.
  5. Fomenta en los/as niños/as la búsqueda del empoderamiento a través de infligir dolor y sufrimiento.
  6. Conduce a la imitación de conductas abusivas.
  • Los niños abusados sexualmente son 6 veces más proclives a cometer maltrato a los animales que quienes han sufrido otro tipo de abusos. Ascione, Friedrich, Heath, & Hayashi (2003).
  • Cuando en una casa se da abuso grave a animales, aumenta la probabilidad de que otras formas de violencia familiar se estén produciendo. DeViney, E. Dickert, J. and Lockwood, R. (1983).

 Tras este breve análisis de las implicaciones de la crueldad hacia los animales por parte de niños y adolescentes, queda patente la necesidad de visibilizar su importancia como indicador de comportamiento patológico y/o de existencia de otras situaciones de violencia que pueden implicar al menor. Para ello, resulta imprescindible una mayor sensibilización, a nivel familiar, educativo, sanitario, de entidades/servicios de protección del menor, servicios sociales, cuerpos de seguridad etc. Solo así, tendremos la oportunidad de revertir sus efectos en los/as niños/as, necesitamos poder reconocer los vínculos.

pets as pawns

El Proyecto del Mes “It takes me a little longer to get angry now”

Click here to read the English version

Este mes de noviembre hemos otorgado el Proyecto del Mes a  “It takes me a little longer to get angry now”, un programa de intervención asistida con animales dirigida a niños/as y adolescentes víctimas de violencia y/o abuso sexual llevada a cabo por WAYSS Ltd, una entidad ubicada en Melbourne, Australia, que ofrece asistencia y apoyo a mujeres y niños que han sufrido la pérdida del hogar como consecuencia de situaciones de maltrato. Hemos querido destacar este programa por su carácter innovador al contar con la participación de pequeños mamíferos como animales co-terapeutas, más concretamente, cobayas, conejos y ratas, procedentes del centro de protección y rescate animal The Royal Society for the Prevention of Cruelty to Animals.

programa cobayas y conejos niños abuso5

Para poder llevar a cabo esta iniciativa, WAYSS Ltd cuenta con la colaboración de Child Abuse Prevention Research Australia y Empathy Education & Training (EE&T), siendo ésta última entidad la que se encarga de seleccionar cuidadosamente a los animales participantes teniendo en cuenta su temperamento y salud y de diseñar los ejercicios con la finalidad de conseguir una intervención satisfactoria y de calidad para alcanzar los objetivos individualizados de cada participante.

Los/as niños/as que experimentan eventos traumáticos en etapas tempranas, particularmente cuando se trata de traumas complejos que tienen que ver con abuso y violencia, a menudo desarrollan problemas sociales, emocionales, de salud y problemas de conducta cuando llegan a la adolescencia y en su tránsito a la edad adulta. El programa pretende promover un cambio en estos pacientes, teniendo muy presente que la primera condición para la recuperación de la violencia y el abuso es la seguridad (Bancroft & Silverman, 2002). La presencia de animales relajados provoca una respuesta positiva de parte de los/as niños/as, transmitiendo la sensación de confianza y seguridad que necesitan para compartir sus vivencias y expresar sus emociones.

Otro de los objetivos del programa es educar a los niños en cuanto a la salud, dieta y bienestar del animal participante. Mediante los cuidados que el niño proporciona al animal se consigue promover un vínculo que permite a los niños aprender a desarrollar empatía hacia seres pequeños y vulnerables. También les ayuda a extrapolar lo aprendido y aplicarlo a sus hábitos de cuidado e higiene personal y a desarrollar sus cualidades afectivas. Debido al fuerte apego que los/as niños desarrollan hacia los animales, las sesiones están estructuradas para prepararlos a gestionar la separación cuando termine el programa.

El entorno terapéutico donde se lleva a cabo la intervención, el centro de protección y rescate animal The Royal Society for the Prevention of Cruelty to Animals, permite establecer un paralelismo, los niños/as se ven reflejados en los animales participantes, también ofrece oportunidades para la creación de asociaciones positivas con adultos y animales y contrarrestar el daño ocasionado debido a las experiencias de violencia y abuso.

programa cobayas y conejos niños abuso3

La metodología de trabajo de esta intervención es cualitativa y se adapta de forma individual a cada caso. Este enfoque permite establecer un diálogo entre los profesionales intervinientes y los participantes, los niños expresan sus vivencias con sus propias palabras. El estudio muestra un cambio significativo respecto a los síntomas relacionados con el trauma sufrido, consiguiendo que los niños sean capaces de regular sus emociones y sus respuestas de comportamiento en cuanto a la ira y el miedo. Tal y como afirma uno de los participantes “It takes me little longer to get angry now”… “Ahora tardo más en enfadarme”.

No te pierdas ni un post, ¡suscríbete a nuestro blog pinchando aquí!

EL PROYECTO DEL MES “SHELTERING ANIMALS & FAMILIES TOGETHER”

Este mes de mayo hemos querido destacar el programa “Sheltering Animals & Families Together” que se está llevando a cabo en Estados Unidos, la primera y única iniciativa global a nivel nacional que asesora a los centros de acogida de víctimas de violencia doméstica en cuanto a como acoger a las familias junto con sus animales de compañía.

La idea nace de Allie Phillips, una abogada especializada en violencia de género y en derecho animal, al poder constatar como el hecho de querer proteger a su mascota constituye un factor que determina la permanencia de la víctima en el hogar del agresor.

imagen 3

Los centros de acogida de víctimas de violencia doméstica que se adhieren al programa disponen de diferentes alternativas. En determinados casos se permite que el animal conviva en la misma habitación que su propietario, en otros casos el centro dispone de instalaciones específicas para albergar a los animales en el mismo centro y por último, cuando  el centro de acogida ha alcanzado su capacidad y no puede dar entrada a más animales, los centros de protección animal de la localidad ofrecen su colaboración acogiendo a estas mascotas. La cooperación estrecha con los centros de rescate es fundamental cuando un animal presenta altos niveles de estrés, el programa cuenta con el apoyo del equipo humano de dichos centros para conseguir rehabilitar al animal y que éste recobre el equilibrio.

El trabajo en red ha sido fundamental para poder implementar este proyecto. La colaboración estable y sistemática de protectoras, veterinarios que velan por la salud y bienestar de los animales así como la implicación del equipo profesional del centro de acogida ha permitido agilizar los trámites e incidir de forma significativa sobre el colectivo humano y sus animales de compañía.

Imagen 1

El programa “Sheltering Animals & Families Together” persigue un doble objetivo, romper el ciclo del abuso permitiendo que las víctimas de violencia familiar y violencia de género no retrasen la salida del hogar del agresor por miedo a lo que le pueda ocurrir a su mascota y que las víctimas, al no tener que separarse de su animal de compañía  se sigan beneficiando del vínculo humano-animal. En estas situaciones de crisis, la presencia del animal transmite tranquilidad, induce a la relajación entre otros muchos beneficios.

Actualmente el programa “Sheltering Animals & Families Together” está implementado en Estados Unidos en más de un centenar de centros de acogida  para víctimas de violencia doméstica.

¿Quieres saber más? Pincha aquí

 Vídeo “Pet Shelter at Rose Brooks Center” Pincha aquí

 

EL PROYECTO DEL MES: “Breaking the cycle of abuse” RSPCA Queensland

Este mes nos gustaría presentaros a RSPCA Queensland, una organización benéfica de Australia que lleva más de 150 años dedicada a la protección y bienestar de todos los animales, ya sean grandes o pequeños.

Hemos querido destacar esta entidad por su alcance humano y social, ya que llevan a cabo, conjuntamente con la Universidad de Queensland (Central Queensland University), un programa para ayudar a romper el ciclo de la violencia. El abuso de los animales es  síntoma de un problema de violencia mucho mayor en la sociedad. Los niños víctimas de abuso a menudo expresan su ira y frustración al exhibir un comportamiento cruel hacia los animales o sus compañeros y con frecuencia llegan a ser modelos de conducta abusiva para sus propios hijos. Este programa de intervención, “Breaking the cycle of abuse”, de seis semanas de duración, va dirigido a jóvenes víctimas del abuso. El objetivo es ayudar a estos niños a establecer un vínculo con animales seleccionados cuidadosamente, con el fin de que puedan desarrollar empatía hacia las personas. Los primeros resultados del proyecto han mostrado un cambio positivo en el comportamiento de los participantes.

Llevan a cabo igualmente un programa educativo,  “Understanding animals”,  basado en enseñar a los estudiantes acerca de las necesidades dietéticas de los perros, el aseo, métodos de entrenamiento, juegos, lenguaje corporal y comportamiento con el fin de  desarrollar las habilidades necesarias para cuidar a los perros apropiadamente. Como resultado de estas lecciones, los estudiantes comienzan a reconocer que los animales y los seres humanos tienen las mismas necesidades y sentimientos tales como el hambre, la sed, el miedo, la ansiedad y la alegría. Las interacciones positivas con los animales pueden construir un puente para  mejorar las interacciones con los seres humanos. El entrenar a un animal a comportarse aceptablemente puede promover en el estudiante autocontrol y paciencia.

Estos programas tienen un impacto positivo no solo en los jóvenes sino también en los animales con los que trabajan, queda patente que el vínculo persona-animal es un recurso eficaz para prevenir y combatir la violencia.

Puedes encontrar más información en:

RSPCA Queensland

PSPCA WOAW (Wold of Animal Welfare)