EL PROYECTO DEL MES “SHELTERING ANIMALS & FAMILIES TOGETHER”

Este mes de mayo hemos querido destacar el programa “Sheltering Animals & Families Together” que se está llevando a cabo en Estados Unidos, la primera y única iniciativa global a nivel nacional que asesora a los centros de acogida de víctimas de violencia doméstica en cuanto a como acoger a las familias junto con sus animales de compañía.

La idea nace de Allie Phillips, una abogada especializada en violencia de género y en derecho animal, al poder constatar como el hecho de querer proteger a su mascota constituye un factor que determina la permanencia de la víctima en el hogar del agresor.

imagen 3

Los centros de acogida de víctimas de violencia doméstica que se adhieren al programa disponen de diferentes alternativas. En determinados casos se permite que el animal conviva en la misma habitación que su propietario, en otros casos el centro dispone de instalaciones específicas para albergar a los animales en el mismo centro y por último, cuando  el centro de acogida ha alcanzado su capacidad y no puede dar entrada a más animales, los centros de protección animal de la localidad ofrecen su colaboración acogiendo a estas mascotas. La cooperación estrecha con los centros de rescate es fundamental cuando un animal presenta altos niveles de estrés, el programa cuenta con el apoyo del equipo humano de dichos centros para conseguir rehabilitar al animal y que éste recobre el equilibrio.

El trabajo en red ha sido fundamental para poder implementar este proyecto. La colaboración estable y sistemática de protectoras, veterinarios que velan por la salud y bienestar de los animales así como la implicación del equipo profesional del centro de acogida ha permitido agilizar los trámites e incidir de forma significativa sobre el colectivo humano y sus animales de compañía.

Imagen 1

El programa “Sheltering Animals & Families Together” persigue un doble objetivo, romper el ciclo del abuso permitiendo que las víctimas de violencia familiar y violencia de género no retrasen la salida del hogar del agresor por miedo a lo que le pueda ocurrir a su mascota y que las víctimas, al no tener que separarse de su animal de compañía  se sigan beneficiando del vínculo humano-animal. En estas situaciones de crisis, la presencia del animal transmite tranquilidad, induce a la relajación entre otros muchos beneficios.

Actualmente el programa “Sheltering Animals & Families Together” está implementado en Estados Unidos en más de un centenar de centros de acogida  para víctimas de violencia doméstica.

¿Quieres saber más? Pincha aquí

 Vídeo “Pet Shelter at Rose Brooks Center” Pincha aquí