10 Claves para elegir formación en el ámbito de las Intervenciones Asistidas con Animales (IAA)

11214708_829636893784188_5350945388864191011_nCada vez son más los/as alumnos/as que tras su formación de grado o ciclo formativo, deciden enfocar su futuro laboral hacia el ámbito de las intervenciones asistidas con animales. Así mismo, también aumenta el número de profesionales que deciden reorientar su carrera o reciclarse hacia el trabajo en colaboración con animales. Nadie duda en este caso, de la importancia de especializarse y realizar formación que contribuya a una inserción laboral efectiva, pero, teniendo en cuenta la gran cantidad de organizaciones y universidades que ofertan cursos y postgrados en la materia, ¿Cuáles son los criterios para elegir la mejor formación? Te mostramos 10 claves a tener en cuenta y que te ayudarán a tomar una buena decisión.

  1. CONTENIDOS DE LA FORMACIÓN.

Resulta crucial realizar un buen análisis de los contenidos que se impartirán y deberemos poner especial atención a estos dos aspectos:

  • Cantidad de contenidos generalistas y cantidad de contenidos específicos.

Es comprensible que en este tipo de formación se vean contenidos introductorios, antecedentes, definiciones, etc., pero resulta crucial evaluar si la opción formativa que valoramos incluye un porcentaje mayor de contenidos específicos y actualizados directamente ligados al ejercicio profesional en materia de Intervención facilitada con animales.

Ejemplo:

Es necesario que nos expliquen la sintomatología y fases de patologías como el Alzheimer pero debe ser mayor la proporción de contenidos donde se capacite al alumnado en relación a cómo intervenir con estos pacientes desde la Terapia facilitada con animales.

  • Equilibrio entre la cantidad de contenidos y la duración de la formación.

Es importante sopesar si la cantidad de contenidos que propone una determinada formación es proporcional a la programación temporal para el desarrollo de ésta, de manera que nos aseguremos que es viable el trabajar e integrar esa cantidad de contenidos por parte del alumno en el tiempo estimado para ello.

  1. EQUIPO DOCENTE.

Los profesores son los que transmiten los conocimientos y preparan a los alumnos para la vida laboral. Por ello, es vital que el profesorado esté compuesto por personal con amplia trayectoria docente, así como con experiencia en programas de intervención facilitados con animales.

Deberás valorar especialmente el que sean profesionales en activo capaces de  enseñar en clase lo que ejercen en la práctica en programas de terapia y educación facilitada con animales. Te recomendamos solicitar información sobre quienes serán los docentes en caso de que no se especifique y buscar referencias sobre ellos.

  1. EXPERIENCIA Y TRAYECTORIA DE LA ENTIDAD DOCENTE.

Resulta indispensable el que la entidad responsable de la formación en materia de IAA tenga una amplia trayectoria a nivel de proyectos realizados. Es incomprensible y poco fiable el que entidades con poca o ninguna experiencia en este sentido oferten formación avanzada, ya que no podrán nutrir a su alumnado de su experiencia real en el trabajo en colaboración con animales dirigido a diferentes colectivos humanos.

El reto es saber discriminar entre aquellas entidades capaces de prepararte realmente, de las que te ofrecerán contenidos que podrías trabajar tú mismo/a a nivel autodidacta.

Consulta los Proyectos desarrollados por Humanymal 

  1. MODALIDAD DE ENSEÑANZA.

Cada vez es más habitual encontrar opciones formativas en materia de Intervenciones asistidas con animales en modalidad on-line ó semipresencial. En este caso asegúrate de que la entidad organizadora te ofrece:

  • Uno o varios tutores a los que recurrir para plantear dudas, clarificar conceptos, trasladar incidencias, etc.
  • Materiales completos y bien diseñados para el trabajo autónomo por parte del alumno.
  • Sesiones de tutoría y prácticas en materia de IAA presenciales. 
  1. ÉTICA Y BIENESTAR ANIMAL.

Sin lugar a dudas el nivel de ética y atención a criterios de bienestar animal son buenos indicadores de la calidad del trabajo que desarrolla una determinada organización dedicada a las IAA. Como importantes criterios a valorar:

  • Existencia de un plan de bienestar animal y buenas prácticas con los animales de terapia.
  • Atención a la necesidad de crear vínculo entre el animal de terapia y el alumno o pacientes con los que colaborará.
  • Ratio de animales de terapia por alumnos y pacientes. Cuanto más baja sea la ratio de alumnos o pacientes por animal de terapia, mejor será la calidad del trabajo que desarrollemos y por supuesto, mayor atención al bienestar de los animales intervinientes. 
  1. OPINIONES DE OTROS ALUMNOS/AS QUE YA HAN REALIZADO UNA FORMACIÓN DETERMINADA.

Una buena opción a la hora de decidirnos entre las diferentes opciones formativas en IAA es consultar las opiniones de otros alumnos que ya hayan realizado esa formación. Para ello te recomendamos acceder a foros y grupos en redes sociales dedicados a la difusión de cursos en la materia. En ocasiones, algunas entidades cuelgan las opiniones de su alumnado como es nuestro caso:

Consulta las opiniones de nuestros alumnos del Experto/a en Intervenciones asistidas con perros: pincha aquí

10421398_829636940450850_4698298540453871610_n

  1. PRÁCTICAS.

Además de la duración de las prácticas que nos oferta una determinada formación es recomendable conocer en qué consistirán y cuáles serán nuestras funciones como alumno/a. Resulta fundamental el que las prácticas nos brinden la oportunidad de ejercer el trabajo para el que nos estamos preparando con supervisión de profesionales experimentados. Otros indicadores de calidad de las prácticas a tener en cuenta son:

  • Nº de alumnos por sesión práctica
  • Incorporación de entornos y pacientes reales
  • Ratio de animales intervinientes
  • Mecanismos de seguimiento y supervisión de los alumnos
  • Existencia de espacios para el feedback o devolución al alumno sobre el trabajo realizado.
  1. CERTIFICACIONES.

Podemos distinguir entre aquellas organizaciones que certifican la formación que realizan de manera unilateral, frente a aquellas que se apoyan en otras organizaciones que han colaborado en la formación del alumnado. Es especialmente recomendable aquella formación que viene avalada por entidades académicas como universidades, organizaciones del ámbito con amplia trayectoria, instituciones públicas, privadas y del tercer sector donde el alumno ha desarrollado las prácticas, entre otros.

  1. ¿Y DESPUÉS QUÉ? ORIENTACIÓN LABORAL, BOLSA DE TRABAJO Y CONVENIOS DE COLABORACIÓN CON OTRAS ORGANIZACIONES.

Qué duda cabe que las entidades formadoras más fiables en el ámbito de las IAA son aquellas que más se preocupan por la futura inserción profesional de su alumnado. Una manera de identificarlas es comprobar si éstas disponen de módulos formativos destinados a la orientación profesional de los alumnos, si disponen de bolsa de trabajo o acuerdos con otras organizaciones donde el alumno pueda dirigirse una vez finalizada su formación.

A través de los convenios con diferentes organizaciones, algunas formaciones facilitan a sus estudiantes periodos de prácticas.  Estos programas sirven de puente entre el mundo docente y profesional y para el estudiante es un primer paso de cara a su inserción laboral.

Aunque resulta complicado obtener esta información, te recomendamos consultar con la entidad docente, el porcentaje de alumnos/as insertados/as profesionalmente una vez realizada su formación.

  1. PRECIO.

Si bien este no es el criterio clave para valorar la calidad de una determinada formación, una vez comprobados los aspectos anteriores puede ser un elemento para tomar la decisión final. Valora aquellas opciones de formación que incluyen becas, facilidades de pago y que en general, ofrecen una buena relación entre lo que ofrecen y lo que cobran por ello.

No dudes en solicitar información a las entidades que ofertan formación sobre estos aspectos, en Humanymal estaremos encantados de atenderte.

dog-drawings-011CONOCE Y VALORA LA CALIDAD DE NUESTRA FORMACIÓN:

Curso Técnico/a en Intervenciones Asistidas con Perros

Curso Experto/a en Intervenciones Asistidas con Perros

Asómate a las Intervenciones Asistidas con Burros

Si bien las intervenciones terapéuticas facilitadas por burros no están tan extendidas en nuestro país como las terapias asistidas con caballos, cada vez son más los profesionales y entidades que dirigen sus acciones hacia la protección de esta especie y el desarrollo de acciones en las que los burros actúan como elemento clave para la rehabilitación de personas.

Así, la asinoterapia o terapia asistida por asnos es una práctica ecuestre en la que el burro actúa como animal coterapeuta, es decir, coopera con un equipo profesional para la consecución de objetivos terapéuticos y/o educativos previamente planificados para un determinado paciente.

11146465_743421745756982_109839044101773236_o

En general, entre los beneficios que la asinoterapia reporta, podemos trabajar objetivos:

Emocionales: Optimiza la expresión emocional, ya que en presencia del  animal, los pacientes expresan más tanto a nivel gestual como verbal. Permite el desarrollo de sentimientos de confianza, y por lo tanto aumenta la autoestima, tanto por el vínculo que pueda desarrollarse con el burrito, como por las tareas asociadas a su manejo y cuidado. También puede ayudarnos a trabajar el control de impulsos, puesto que un animal que perciba una energía excesivamente alta o violenta, y más uno tan inteligente y sensible como el asno, puede rehuir el contacto, con lo cual el paciente tendrá que autorregularse y aprender a controlar su impulsividad si pretende trabajar con él. Otro aspecto que podemos trabajar es la relajación y disminución del estrés y la ansiedad; ya que una vez habituado el paciente al contacto con el burro, éste ofrece momentos de gran relajación, en la que incluso llegamos a percibir una disminución en la presión sanguínea y la frecuencia cardíaca, relajación muscular (lo cual es fantástico para trabajar la espasticidad, si el paciente la presentara).

-Educativos y ocupacionales: Podemos trabajar desde contenidos curriculares adaptados al nivel del paciente, hasta el aprendizaje de nuevas tareas/oficios y términos relacionados con el asno y la granja. También aspectos como la atención y la memoria, que inciden directamente en el aprendizaje.

– Físicos: Podemos trabajar la motricidad y la coordinación a través de la motivación que supone el trabajo con un animal. Mediante actividades adaptadas por un profesional fisioterapeuta, e incluso sin necesidad de montarlo (paseo pie a tierra, cuidado y manejo del animal) un paciente con una problemática de movilidad reducida, puede mejorar a nivel motor, mostrando movimientos más libres e independientes, e incluso en casos de pacientes con estereotipias, reduciendo los patrones de movimiento anormales.

10636069_806254162807073_6910392726565993990_n

La asinoterapia puede abarcar un amplio espectro de colectivos; todo depende de la calidad y versatilidad de los profesionales al frente de la terapia y de la adaptación que hagan de las actividades terapéuticas. Un buen equipo profesional y multidisciplinar, será capaz de trabajar con una gran diversidad de colectivos, siempre que no haya impedimentos de causa mayor.

  • Trastornos del desarrollo.
  • Discapacidad mental, sensorial o física.
  • Enfermedad mental.
  • Trastornos emocionales (incluyendo trastornos alimentarios, adicciones, sociopatologías…).
  • Dificultades del aprendizaje y déficit de atención con hiperactividad.
  • Exclusión social

Hasta aquí, memos hablado de los objetivos y colectivos con los que trabajar, pero… ¿cuáles serían las características generales de un burrito de terapia?

Un requisito fundamental es que los burros que se eligen para llevar a cabo TAA suelen ser jóvenes y sanos (no es ético ni recomendable el trabajo con animales senior o enfermos), salvo que la rehabilitación del animal forme parte del proceso terapéutico.

Más concretamente, los burros que participan en procesos educativos y terapéuticos  se caracterizan por:

  •  Alta sociabilidad con personas.
  • Carácter equilibrado.
  • Ausencia de comportamientos que puedan suponer un riesgo para los pacientes (tendencia a morder, cocear, conflictividad con otros burros, etc)
  • Y sobre todo, confianza en el ser humano.

También es posible incorporar programas terapéuticos en contextos de protección cuya finalidad es doble, contribuir a la rehabilitación de personas a partir de la rehabilitación de los burros rescatados de situaciones de maltrato y abandono.  Y es que, aunque hayan tenido una vida complicada, este animal es tan noble, que resulta, a pesar de las adversidades vividas, un fantástico aliado, dándonos una de las más hermosas lecciones que podamos aprender: es posible volver a empezar y partir de cero.

De hecho, muchos burritos que colaboran en terapia lo hacen desde santuarios, en los cuáles ahora viven felices y libres, después de ser rescatados de entornos y vidas miserables. Tenemos muchos ejemplos en EEUU, Reino Unido, Italia… Esperamos que este tipo de iniciativas puedan verse materializadas en España muy pronto.

¿Quieres aprender más? +info del curso

Curso de Asinoterapia

No te pierdas ni un post, ¡suscríbete a nuestro blog pinchando aquí!

PROYECTO GREEN CARE: ANIMALES Y ENTORNO NATURAL, UNA COMBINACIÓN PERFECTA

“El ser humano debe permanecer en contacto con la naturaleza a lo largo de toda su vida para mantener una buena salud mental”. Boris M. Levinson.

Tal y como hemos ido informando a través de artículos anteriores, en nuestra web y redes sociales, el equipo Humanymal se encuentra inmerso en el desarrollo del proyecto Green Care, Intervención terapéutica facilitada con animales y naturaleza, dirigida a personas en situación de duelo www.greencare.es . El término Green Care que da nombre al proyecto hace referencia a un modelo de intervención ampliamente desarrollado en Europa, que contempla el contacto y trabajo con la naturaleza como elementos terapéuticos para la rehabilitación de personas. Se recogen aquí, intervenciones como la terapia asistida con animales, la terapia hortícola, el social farming, green exercise, entre otras.

La puesta en marcha de este proyecto bajo la perspectiva Green Care, nos ha permitido comprobar, como el medio natural y los animales pueden resultar en su conjunto, un recurso de gran valor para la intervención emocional en personas que atraviesan procesos de pérdida, pero ¿Cuáles son las bases de nuestro trabajo?

El medio natural y la interacción con el animal de terapia como agentes reductores de la ansiedad y facilitadores de la relajación.

IMG_7244

El ejercicio físico moderado en el medio natural como elemento para la mejora de la salud física y psicológica.

IMG_5343

El medio natural como contexto idóneo para el trabajo de emociones a través de dinámicas específicas facilitadas con animales e incorporación del discurso terapéutico.

IMG_7202

El contacto y trabajo con elementos presentes en la naturaleza otorga a las actividades terapéuticas desarrolladas un sentido especial para los/las pacientes.

IMG_5414

Tras cuatro meses de intervención, los resultados en el grupo de participantes son muy positivos y la experiencia para el equipo profesional y animales, plenamente enriquecedora. Recomendamos a todos los profesionales vinculados al trabajo con colectivos humanos vulnerables y/o necesidades especiales, el que exploren la vertiente Green Care como recurso potencial de intervención, seguro encontrarán importantes zonas de oportunidad.

¿Quieres saber más?

CURSO: “INTERVENCIONES ASISTIDAS CON ANIMALES Y NATURALEZA PROYECTO GREEN CARE”. HUMANYMAL & SPAPA Alcoy
Lugar de realización: Sociedad Protectora de Animales y Plantas de Alcoy (Alcoy-Alicante)
Fechas: 18, 19 y 20 de julio 2014

Para más información: pincha aquí
asanchez@humanymal.es / 626 588 012

No te pierdas ni un post, ¡suscríbete a nuestro blog pinchando aquí!

 

10 RAZONES PARA DESARROLLAR PROYECTOS DE TERAPIA ASISTIDA CON ANIMALES (TAA) EN CENTROS DE RESCATE Y PROTECCIÓN ANIMAL

 IMG_5243

Los centros de rescate y protección de animales son entornos idóneos para la intervención con personas en situación de vulnerabilidad, exclusión social y/o con necesidades especiales.  En nuestra opinión,  es un contexto de intervención que garantiza proyectos con un enfoque de ayuda mutua, ó win win programs, en los que tanto los animales involucrados, como los participantes humanos, obtienen beneficios  de manera equilibrada.

Pensemos en una protectora de animales domésticos que alberga perros y gatos en la que se desarrolla un programa de TAA con menores en situación de riesgo. Como parte de la intervención, los menores, cuidan, ejercitan, estimulan y entrenan a perros y gatos a la espera de ser adoptados. En este caso, los menores tienen la oportunidad de adquirir valores, habilidades, competencias, etc. y los perros y gatos obtienen estímulo, ejercicio, cuidados extra, además de una mayor visibilidad.

Existen en nuestra opinión, otras muchas razones por las que resulta positivo para los centros de rescate y protección de animales el incorporar proyectos de terapia asistida con animales, destacamos las 10 principales:

  1. Existe tanto un equipo profesional y/o de voluntarios/as idóneo para apoyar este tipo de proyectos.
  2. Es idóneo para el trabajo con colectivos en situación de exclusión ya que contribuyen al aumento del sentimiento de utilidad/aportación social que puede incidir de manera relevante en procesos de inserción.
  3. Proporciona infinitas posibilidades de trabajo ocupacional partiendo de las tareas de alimentación, higiene y cuidados de perros y gatos que pueden emplearse, con las adaptaciones oportunas, para la consecución de objetivos terapéuticos/educativos.
  4. Se trata de proyectos que implican acciones de enriquecimiento ambiental para los animales residentes en el centro de protección animal, ya sea a través del ejercicio, intercambio afectivo, entrenamiento etc. que reducen los efectos de la privación de libertad en los animales.
  5. La amplia diversidad de ejemplares, permite desarrollar binomios participante – animal adecuados a las necesidades de ambos.
  6. Facilita el desarrollo de programas con un marcado carácter de participación comunitaria y el desarrollo de redes.
  7. Favorece un espacio y un clima muy adecuados para la intervención emocional.
  8. Es un contexto idóneo para la adquisición de valores como: la cooperación, espíritu de equipo, respeto, responsabilidad etc.
  9. Potencia las labores de sensibilización de las entidades que trabajan por el bienestar animal y puede favorecer procesos como adopciones, acogidas, captación de nuevos voluntarios/as.

 10. Brinda nuevas oportunidades de sostenibilidad a las entidades de protección animal.

A pesar de las amplias ventajas que supone la puesta en marcha de iniciativas en materia de TEAA en contextos de protección animal, existe la necesidad de formación específica y/o de profesionales cualificados capaces de diseñar programas de intervención terapéutica en estos contextos. Conscientes de la importancia de la formación para promover este tipo de proyectos, el equipo Humanymal ha puesto en marcha el curso “Desarrollo de proyectos de terapia y educación asistida con animales en contextos de protección” cuya 1ª edición tendrá lugar en El refugio Cañada hermosa (Murcia), los próximos 1,2, y 3 de noviembre de 2013.

curso TAA protección

LOS CABALLOS COMO FACILITADORES DEL APRENDIZAJE

ESCUELA DE FORMACIÓN EN INTERVENCIONES ASISTIDAS CON CABALLOS AMTE&HUMANYMAL

Cada curso de Intervenciones asistidas con caballos que impartimos es una nueva aventura en la que el  grupo de alumnos define el clima de aprendizaje en función de sus expectativas e inquietudes, pero sobre todo, en función del vínculo que establecen con los caballos y por extensión, con  el equipo humano interviniente.

Los cursos de formación en materia de Intervenciones asistidas con caballos son un excelente contexto para evaluar y poner en práctica los enormes beneficios que aportan los caballos a nivel educativo.

  • Elemento motivador para el aprendizaje. La impartición de contenidos en presencia del animal motiva al alumno, capta su atención y facilita la integración de contenidos.
  • Elemento facilitador de la comunicación. La presencia de caballos favorece la comunicación entre el grupo de alumnos y con el equipo docente.
  • Elemento para la adquisición de valores. El conocimiento sobre la etología del caballo, su historia de vida así como, el vínculo que se establece con el animal, son aspectos muy favorecedores para el trabajo de valores como, respeto, igualdad, libertad, entre muchos otros.
  • Elemento favorecedor del  trabajo y espíritu de equipo. La conformación de equipos humano – animal, favorece la integración de todos los miembros del equipo y el trabajo conjunto por un objetivo común.


Nuestros programas formativos para profesionales brindan la oportunidad al alumno de adquirir no solo conocimientos, sino, auténticas experiencias de aprendizaje con caballos y personas.

Ver vídeo curso Terapia asistida con caballos

 

TERAPIA Y EDUCACIÓN CON ANIMALES EN TIEMPOS DE CRISIS “Recetas para la supervivencia”

LA SITUACIÓN ACTUAL DEL ÁMBITO DE LAS TEAA

En Humanymal llevamos 2 años desarrollando un análisis descriptivo del ámbito de la Terapia y educación asistida con animales en España y hasta el momento, hemos podido constatar la gran cantidad de entidades sociales y privadas que están incorporando a sus servicios la Terapia y educación asistida con animales o que han sido constituidas de manera específica para el desarrollo de este tipo de intervenciones.

De un total de 155 entidades registradas por Humanymal, en torno al 50% trabajan con caballos y el 35% con perros, constituyéndose como los animales de terapia predominantes en el ámbito. Con respecto a la forma jurídica adoptada alrededor del 65% desarrollan su labor como asociación o fundación, mostrándose un claro predominio de entidades del tercer sector.

Las comunidades autónomas donde tenemos constancia de un mayor número de organizaciones dedicadas a las TEAA son, Catalunya, Madrid, Comunidad Valenciana y Andalucía, aglutinando más del 60% del total de entidades registradas. En lo que se refiere a la antigüedad de estas organizaciones, el 70% tiene una trayectoria inferior a 10 años.

Estos datos nos indican un claro crecimiento del ámbito en la última década, si bien los problemas a los que se enfrentan los equipos en estas entidades no son pocos:
– Dificultad para la financiación de proyectos y el acceso a convocatorias de ayudas, ahora más escasas y exigentes, para las que a menudo no se cumplen los requisitos de antigüedad, experiencia con el colectivo, utilidad pública, certificación en calidad etc.
– Inexistencia de líneas públicas de financiación
– Falta de recursos para la investigación en el área.
– Alto coste para el mantenimiento de instalaciones y animales (especialmente en el caso de la terapia con caballos, burros y/o animales de granja).
– Gran número de profesionales sin remuneración ó con una remuneración muy por debajo de su cualificación profesional.
– Desconocimiento por parte de los potenciales clientes de los beneficios y aplicaciones de las TEAA.
– Desconocimiento del ámbito.

RECETAS PARA LA SOSTENIBILIDAD
En nuestra opinión, la supervivencia de este tipo de entidades, entre las cuales nos incluimos, pasa por el desarrollo de acciones que contribuyan a clarificar los objetivos como organización (plan estratégico), la apertura de líneas de trabajo financiables y acordes a las necesidades del contexto, la elaboración de un plan de marketing y comunicación eficiente, la creación de líneas de financiación innovadoras para los proyectos y sobre todo, mucho, mucho trabajo en red. Son tiempos difíciles que podemos aprovechar para generar sinergias con otras entidades y compartir fortalezas, eso sin duda, nos hará más fuertes.

Natalia Pérez Alonso. Humanymal TAA