Alerta, ola de calor: mirando siempre por nuestros compañeros co-terapeutas

Como bien es sabido, en Humanymal una de las máximas en materia de buenas prácticas así como un distintivo característico de nuestro sello es el bienestar de nuestros perros co-terapeutas. Ello no es una excepción durante el periodo estival, en el cual uno de los peligros más graves con el aumento de las temperaturas es el riesgo de golpe de calor.

Y es que, los perros son más sensibles al exceso de calor que las personas, ya que regulan peor la temperatura corporal, eliminándolo únicamente a través de las almohadillas de los pies, el jadeo y las zonas de poco pelo (abdomen, axilas).

wwwpetfindercom

Si focalizamos ésta información en nuestro ámbito, como referentes de nuestros compañeros caninos y/o parte de un equipo de Terapia Asistida con Animales, debemos tener en cuenta que el aumento del calor y la humedad puede hacer disminuir peligrosamente las reservas de azúcar y sales minerales de un perro, lo que podría provocar el colapso interno del animal, con graves consecuencias para éste, si no se actúa de forma adecuada y a tiempo.

La temperatura media de un perro suele ser de 39º y puede subir a 42º en estos casos, haciendo que corra grave peligro su vida. Si esto ocurriera, intentaremos bajar su temperatura corporal de forma progresiva refrescándole, y nos dirigiremos a un veterinario de manera inmediata.

Los perros que más acusan el calor y las altas temperaturas son los cachorros, los perros mayores, los perros oscuros (absorben más el calor que los claros) y los perros braquicéfalos, como el bóxer, el bulldog inglés o francés, el carlino, etc… o mestizos de éstos.

wwwlawebdelgalgocom

Algunos de los síntomas del golpe de calor en perros son:

  • Letargia.
  • Respiración costosa o forzada.
  • Temblores musculares.
  • Vómitos.
  • Aumento del ritmo cardíaco.
  • Etc…

¿Qué primeras medidas debemos tomar ante un golpe de calor de nuestro compañero?

  • Llevarlo a un sitio fresco y tranquilo.
  • Aplicar frío en zonas sensibles como la cabeza axilas, ingles, cuello…
  • Darle agua para hidratarlo, pero nunca forzándolo a beber.
  • Ponerlo debajo de un chorro de agua, siempre controlando la respiración.
  • Acercarle un ventilador.
  • Dirigirnos a nuestro veterinario lo antes posible.

Que NO debemos hacer ante un golpe de calor:

  • Envolver o cubrir al perro con toallas.
  • Utilizar agua helada.

Como hemos mencionado anteriormente, en Humanymal prestamos especial atención en esta época, evitando cualquier tipo de riesgo. Por ello, si os encontráis con vuestros compañeros co- terapeutas en una sesión durante un periodo caluroso del año, nuestro consejo es que los perros dispongan siempre de zonas de descanso ventiladas donde poder refrescarse y descansar, así como zonas con bebederos para hidratarse. También se debe contar con la constante supervisión del referente, que prestará especial atención a las posibles señales de calor que el perro pueda emitir para actuar de inmediato, además de resultar imprescindible  que posea conocimientos básicos de primeros auxilios ante éstas u otras posibles situaciones de emergencia.

www.noticias.eltiempo.es

Otras medidas que debemos tener siempre en cuenta en un contexto terapéutico son:

  • Trabajar en horas adecuadas durante el horario estival.
  • Rebajar al mínimo las sesiones de trabajo durante los meses más calurosos.
  • Refrescar continuamente a nuestros co-terapeutas con difusores o agua directa continuamente.
  • Vigilar exhaustivamente la temperatura de los vehículos en los que nos vamos a desplazar, así como que éstos cuenten con aire acondicionado.
  • Limitar al mínimo las actividades de cariz físico, realizando otras como masajes con hielo y hierbas aromáticas, por ejemplo.
  • Facilitar el acceso en todo momento a bebederos y zonas frescas y de sombra, evitar el asfalto o suelos oscuros que pueden llegar a quemar y lastimarles las almohadillas u otras zonas sensibles.
  • Etc…

Y es que, en general, tanto como referentes o como dueños, debemos ser siempre conscientes de las necesidades de nuestros animales, más aún en verano, evitando pasear en horas de calor, procurando que se hidraten con frecuencia, no dejándolos nunca en sitios sin ventilación o cerrados como coches, etc… Todo ello contribuirá a que nuestros compañeros sufran menos las altas temperaturas, se sientan mucho mejor, y disfruten más esta época del año durante los periodos vacacionales y de ocio, tanto como realizando su maravillosa labor como co-terapeutas.

Referencias

http://bienestaranimal.altarriba.org/index.php?option=com_content&view=article&id=48&Itemid=55

http://www.hogarmania.com/mascotas/perros/salud/201206/perro-golpe-calor-15807.html

http://www.veterinario-vetersalud.com/informacion-golpe-de-calor-253.html

http://veterinariaoza.blogspot.com.es/2011/06/golpe-de-calor.html

http://www.daslaya.es/daslaya/golpe%20de%20calor.htm

http://www.veterinarialosprincipes.com/el-golpe-de-calor-en-perros-y-gatos/